Bartomeu asume todo el poder y se envalentona

OPINIÓN

RECTIFICAR ES DE SABIOS. Arturo San Agustín, escritor, periodista y hombre culto, que escucha tanto como habla, me recuerda siempre un consejo que Salvador Espriu solía dar a sus amigos antes de afrontar una situación complicada. El poeta catalán les decía: “Ni te acojones, ni te envalentones”. La cita, sabia, da la sensación que no la conoce Bartomeu. Ayer, el presidente actuó con valentía, firmeza y demostró ser fiel a los suyos aunque uno tiene la impresión que asume más riesgos de los necesarios. Es decir que se envalentona... De cualquier manera, mucho mejor así que quedarse de brazos cruzados. El hecho de despedir al director general, amigo de Rosell, es una clara demostración que desde ahora asumirá más poder. El deportivo que ya lo tiene y el económico que hasta ahora parecía estar en manos de Rossich y Faus. Además, crea un gabinete de presidencia con el nuevo director general, Ignacio Mestre, el propio Albert Soler, y el responsable de comunicación, Albert Montagut. Es decir, rectifica la decisión tomada hace unos días y ahora, con lógica, comunicación y protocolo dependerán solo del presidente y del director general. Por lo que se refiere al área deportiva, la refuerza con el polivalente Soler, sigue confiando al cien por cien en Zubizarreta y se intuye que el vicepresidente, Jordi Mestre, queda en un segundo plano. En definitiva, que Bartomeu demostró ayer que él es el que manda. Recupera la llave de la caja y en lo deportivo seguirá haciendo tándem con Zubi. O sea, que él, lo decidirá todo. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil