Sport.es Menú
Leo Messi celebra el gol ante el Leganés que le devuelve el liderato en la Bota de Oro

El Barcelona puede y debe ganar sin Messi

OPINIÓN

César L. Menotti

El Barcelona tiene una extensa plantilla, y ha sumado a un jugador importante como Kevin Prince Boateng. No me sorprende que en la convocatoria de Ernesto Valverde para el encuentro de ida de los cuartos de final de Copa del Rey contra el Sevilla, el entrenador deje en Barcelona a Messi y Sergio Busquets.

Empieza a sentirse el desgaste de los jugadores indispensables para el equipo, y ante esto la necesidad de ir dosificando a Messi para que llegue en las mejores condiciones posibles al momento de las definiciones.

Al equipo culé le alcanzó con media hora del argentino para resolver el encuentro ante el Leganés. 

En estas decisiones del entrenador, de dejar a un jugador fuera de la convocatoria para que descanse, aun en el caso de Messi, se trata de una apuesta para cuidarlo. Leo tiene un exceso de partidos. Nunca para. No conozco la actualidad de la plantilla ni cuantos partidos lleva cada uno ni el desgaste. Pero cuando en estas instancias un entrenador toma una decisión de este calibre es porque está consensuada con el jugador, y también con la plantilla. 

Prudencia

No se trata de que Valverde  renuncie a algo. Sino que se trata de prudencia. Messi nos puede jugar todos los partidos los 90 minutos. Y se acerca febrero con partidos importantes como la ida de octavos de final frente al Lyon como visitante y ya en marzo el clásico contra el Real Madrid en el Bernabéu, y la vuelta del duelo de octavos de Champions; el gran objetivo de la temporada. 

Se puede especular con que porque darle descanso al rosarino en el primer partido de cuartos frente al Sevilla por Copa del Rey. Pero también, ¿porqué no hacerlo? El Barcelona está preparado para jugar contra cualquier rival mas allá de todo lo que significa no tiene que tener a Messi. Con él, el equipo juega con 12 y sin él con once jugadores. 

Si el entrenador vio a Boateng en condiciones para debutar mañana, por algo lo consideró en la planificación del partido. Y para los que especulan con sus excentricidades les diría que cualquier jugador que llega al Barcelona sabe con quienes va a compartir equipo y el peso de la representatividad y responsabilidad que conlleva. Es un muy buen jugador, que en estas instancias puede darle un plus al equipo. 

Alta dosis de intensidad

El equipo blaugrana parece tener un plantel muy poderoso, pero hay futbolistas que tiene una distinción dentro de la plantilla, hay que decidir si están en condiciones físicas de responder en todas las instancias. Me gusta analizar lo que el entrenador decide cuando compite no antes. 

Se viene una seguidilla de partidos con una alta dosis de intensidad que afecta mucho más a jugadores como PiquéBusquetsMessiJordi Alba. Son los futbolistas que dan mayor  seguridad pero los que más sufren el desgaste porque son irreemplazables para las instancias decisivas. Es difícil incluso para los futbolistas internacionales a quienes se les suman los partidos de fecha FIFA. Son muchos partidos sobre sus espaldas y hay que ser cuidadosos. 

Siento que hay una apuesta por la ilusión de la competencia que es la Champions pero sin perder el rumbo de la liga ni de la Copa del Rey. Luis Enrique fue el último entrenador que consiguió conducir al equipo a obtener las tres competencias.

Plantel muy rico

Barcelona tiene un plantel muy rico, para hacer un gran partido de Copa del Rey. Tiene una plantilla para que le permite al entrenador hoy cuidar a los irremplazables, y evitar lamentarse por más lesiones como la que ya sufre Dembélé. 

No hay ningún partido que sea un partido. El Barcelona lo debe jugar con la importancia que merece. Y no incluir a Messi no tiene otra razón que cuidar al argentino para los compromisos decisivos confiando en que sus compañeros harán lo mejor para conseguir una victoria en casa en el partido de ida y fortalecerá la confianza del equipo. 
 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil