El Barça de Xavi podía haber ganado la Liga

El Barça de Xavi podía haber ganado la Liga

Lluís Mascaró
Xavi Hernández habló en rueda de prensa antes del encuentro de este sábado ante el Betis
Xavi Hernández habló en rueda de prensa antes del encuentro de este sábado ante el Betis | EFE

El Barça de Xavi podía haber ganado la Liga. O, al menos, podía haber competido por ganarla. Los números lo demuestran. En las 24 jornadas que lleva como entrenador blaugrana, el equipo ha sumado 55 puntos de 72 posibles, con 17 victorias, 4 empates y solo 3 derrotas. Son unos registros calcados a los que ha logrado el Madrid en el mismo periodo de tiempo. Los blancos han sumado 54 puntos de 69 posibles (les falta el encuentro de esta noche ante el Levante), con 17 victorias, 3 empates y 3 derrotas. Igualdad total desde que Xavi se hiciera cargo del banquillo del Camp Nou el pasado 20 de noviembre. Estas estadísticas son, sin duda, el fiel reflejo de que con Xavi el Madrid no ha sido superior. Al contrario.

La goleada del Barça en el Bernabéu (0-4) es la evidencia más clara. Ese triunfo histórico fue el punto culminante de la remontada blaugrana, que ha pasado del noveno puesto al segundo en seis meses. Es verdad que las sorprendentes y dolorosas derrotas en casa contra el Cádiz (0-1) y el Rayo (0-1) de abril han distorsionado el crecimiento de un equipo que, antes de la llegada del técnico de Terrassa, estaba instalado en el más absoluto de los desconciertos. El Barça que agonizó con Koeman era un equipo perdedor. El Barça de Xavi es, a pesar de sus múltiples carencias, un equipo ganador. Xavi ha recuperado el estilo y ha transformado la mentalidad de una plantilla que estaba física y mentalmente agotada. 

Este Barça, por supuesto, todavía está muy lejos del Barça que todos queremos. Está muy lejos de ser un Barça ilusionante que luche por todos los títulos. Está muy lejos de ser un Barça capaz de competir con los grandes de Europa. Por eso este verano hay que actuar con diligencia para reforzar adecuadamente la plantilla. Con fichajes que mejoren las prestaciones en cada una de las posiciones imprescindibles. Y con bajas que aligeren lastre futbolístico y económico.

De todas formas, si hacemos fútbol ficción y extrapolamos los resultados del Barça de Xavi a toda la temporada, no hay ninguna duda de que podía haber ganado, al menos, la Liga. Con Xavi en la dirección desde el mes de septiembre y con un goleador como Aubameyang (es el fichaje de invierno con mejor rendimiento de la historia: 13 tantos, 11 en la Liga y 2 en la Europa League), las cosas podían haber sido muy distintas. Lo que es seguro es que el Barça no se habría conformado con objetivos de mínimos: ser subcampeón a una decena de puntos del Madrid.  

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil