El Barça de Xavi cambia la historia

El Barça de Xavi cambia la historia

Lluís Mascaró
El Barça celebrando un gol durante el clásico en el Bernabéu
El Barça celebrando un gol durante el clásico en el Bernabéu | sport

La historia está para recordarla. Pero también para cambiarla. La historia dice que el Barça llevaba tres años sin ganar al Madrid. Un empate y cinco derrotas consecutivas en los últimos seis encuentros. Un balance desolador que habla mucho de la terrible crisis deportiva que asoló al equipo blaugrana. En la Champions se fue de humillación en humillación hasta la humillación final: la eliminación esta temporada en la fase de grupos. Y en la Liga, el conjunto madridista también impuso su superioridad.

Xavi quería cambiar esta dinámica perdedora. Su proyecto de futuro, que tan buenos resultados ha cosechado desde principios de año (23 puntos de 27 en la Liga y clasificación para los cuartos de final de la Europa League) necesitaba un impulso. Un punto de inflexión de impacto mediático. Y qué mejor que ganar un clásico en el Bernabéu para demostrar que el Barça vuelve a ser un grande entre los grandes. Un equipo resucitado listo para, más pronto que tarde, volver a conquistar títulos. La ambición de Xavi es que el Barça, a través de sus señas de identidad, de su estilo, regrese a la cima. Va camino de conseguirlo. Pero necesita tiempo. Y triunfos que avalen su propuesta. Como el que consiguió anoche en territorio hostil.

El baño del Barça al Madrid fue histórico. De aquellos que dejan huella. Como lo hacía el Barça de Pep. La superioridad blaugrana fue absoluta. Los barcelonistas dominaron desde el primer minuto, con un gran juego ofensivo y una asfixiante presión que impidió los contraataques blancos, el único arma que tenía Ancelotti por la baja de Benzema. El Barça volvió a ser el Barça, con su estilo irrenunciable, convirtiéndose en una apisonadora ante la que nada pudo hacer el Madrid. La intensidad con la que se empleó el equipo blaugrana dejó sin aire a los madridistas, que vieron, atónitos, como los goles iban cayendo uno a uno. Hasta cuatro. Y pudieron ser más...

La goleada del Barça difícilmente cambiará el signo de esta Liga. Pero es un punto y aparte definitivo en la eterna crisis blaugrana. Con esta incontestable victoria, el Barça ha demostrado que está de vuelta, que es un equipo listo para ser campeón. Xavi ha construido un SuperBarça en tiempo récord, apelando al modelo y al orgullo. Recuperando la mejor versión de todos sus futbolistas y acertando con todos los fichajes del mercado de invierno, especialmente con Ferran Torres y Aubameyang, dos de los grandes protagonistas del triunfo de anoche en el Bernabéu. Este Barça es el mejor Barça en muchos años. Y eso es una gran noticia, Una extraordinaria noticia.