Sport.es Menú
Tras terminar 2017 con una exhibición en el Bernabéu, Messi espera un 2018 plagado de éxitos

El Barça va varios pasos por delante

OPINIÓN

Toni Frieros

@tfrieros

Juan Mata, el excelente jugador español del Manchester United, acaba de ser elegido por el rotativo ‘The Guardian’ como futbolista del año 2017 en Inglaterra. El periódico inglés, con esta distinción, ha querido destacar y premiar su proyecto personal llamado ‘Common Goal’, que básicamente promueve y busca que los futbolistas profesionales se sumen a la causa y donen el 1% de su sueldo anual a diferentes proyectos solidarios.

Esta campaña liderada por el internacional burgalés, si bien formado en la cantera del Oviedo y del Real Madrid, también mereció recientemente la portada del diario ‘Marca’ el día de Navidad: “¿Darías el 1% de tu sueldo para mejorar el mundo?”, se preguntaban nuestros colegas, destacando también en primera página la frase acuñada por Juan Mata: “Queremos ser el club más grande del mundo”.

Hacen falta más deportistas de élite como Mata, un tipo con una gran concienciación social, sensible a los problemas del prójimo y muy alejado de ese aura de divismo que acompaña a un buen puñado de futbolistas. Por lo tanto, loable y plausible su compromiso. E inteligente por su parte utilizar una atalaya tan mediática como es el fútbol de élite para llamar la atención y concienciar a sus compañeros de profesión. Es indiscutible que el mundo sería mucho mejor con gente como él. 

Sin embargo, también hay que ser justos y reconocer las cosas y los méritos de todos como se merecen. La campaña ‘Common Goal’, la iniciativa altruista de Juan Mata, que bienvenida sea, porque suma, no es nueva en el mundo del deporte profesional. Hay un club, el FC Barcelona, y muchos deportistas, todos los que forman los equipos profesionales de la entidad azulgrana, que llevan muchos, muchos años, donando el 1% de sus sueldos anuales a causas benéficasa través de la Fundació del club.

Desde que en julio de 2010 llegaran al FC Barcelona el presidente Sandro Rosell y sus compañeros de junta, el club introdujo una serie de medidas para desarrollar el perfil solidario de la entidad, potenciando las actividades de su Fundació. Era obligatorio dotarla de más músculo económico. Se logró por dos vías. La primera, traspasándole el 0,7% de todos los ingresos anuales ordinarios del club y la segunda, sugiriendo a todos los deportistas profesionales del club (fútbol, baloncesto, balonmano...) que donaran el 1% de su sueldo. Una mitad para la Fundació y la otra para sostener económicamente a la Agrupació Jugadors Barça que, a su vez, ayuda a ex jugadores del club. En estos ocho años, por cierto, ni un solo deportista azulgrana ha pedido retirar esta aportación voluntaria. 

Es decir, los Leo Messi, Andrés Iniesta, Carles Busquets, Gerard Piqué, Juan Carlos Navarro, Victor Tomás, etcétera, llevan desde 2010 aportando a fines sociales cada año el 1% de sus emolumentos. Es mucho dinero. Tanto que en todos estos años los deportistas profesionales del FC Barcelona han aportado a la Fundació azulgrana... ¡más de 20 millones de euros!!! No existe en el mundo un club deportivo igual.
La campaña de Juan Mata ‘Common Goal’ es maravillosa y merece todo el elogio del mundo, pero también es justo destacar que hace ya ocho años que el FC Barcelona viene haciendo su propio ‘Common Goal’.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil