Jasikevicius da instrucciones a los jugadores en el encuentro contra el Estrella Roja

El Barça no se relaja en Belgrado

OPINIÓN

Nacho Solozabal

Con la lección bien aprendida. Una de las virtudes que Jasikevicius ha sabido inculcar a sus hombres es la de no subestimar a ningún rival. No cabe duda de que el Estrella Roja era, a priori, una víctima propiciatoria para los blaugranas. Por tanto, existía la posibilidad de que apareciera un cierto relajamiento. Pero no fue así ya que desde el primer minuto el Barça aceleró desde una defensa asfixiante y un buen equilibrio en ataque entre su juego exterior e interior. En pocos minutos las diferencias se abrieron, y la sensación fue que el partido tendría poca historia. Un espejismo, ya que el Estrella Roja supo en el segundo cuarto trabar el ritmo de juego, endureciendo su defensa y no permitiendo puntos fáciles, y encomendarse delante a varias genialidades de Loid para ajustar el duelo al descanso. En la reanudación, el Barça ejerció de apisonadora y no dio ninguna opción a su rival. El técnico blaugrana aprovechó el partido para empezar a dar minutos a Mirotic y Davies, y ambos lo aprovecharon para hacer unos buenos números.

CALATHES LO CONTROLA TODO

En un partido áspero, poco fluido y con un marcador bajo, nada propicio para el Barça, Calathes dio una lección magistral para desencallar el ataque de su equipo. Se asoció de maravilla, primero con Oriola y más tarde con Higgins, y entre los tres, además de lograr la mitad de los puntos del Barça, volvieron loca a la defensa del equipo serbio. No fue un duelo brillante, pero los hombres de Jasikevicius apabullaron a su rival en los rebotes y supieron encontrar canastas fáciles de dos.

No fue una noche para los triplistas, 2 de 18, pero sí para forzar faltas en acciones de tiro y sumar un 22 de 27 desde la línea de tiros libres. Tan importante es ganar cuando el ritmo de partido es el que te gusta, como fajarse y tener buena mentalidad cuando el escenario no es el ideal para tus intereses. El Barça ya es un conjunto sólido que no se descompone en los momentos difíciles, y que tampoco pierde fuelle cuando Saras da rienda suelta a las rotaciones.

CALATHES ES QUIEN MANDA Y DIRIGE AL EQUIPO

Otro gran partido del base. Sabe siempre qué tiene qué hacer y qué le conviene a su equipo. Empieza a tener muchos automatismos con diferentes compañeros, y creo que ya nadie le discute su ascendencia y liderazgo. Un enorme jugador.

AL ESTRELLA ROJA LE FALTÓ FUELLE Y DECISIÓN

No es fácil seguir el ritmo del Barça. Y en el último cuarto los serbios pagaron el esfuerzo físico realizado. El marcador no fue más abultado gracias a que el Barça se relajó al final. Las individualidades del Estrella Roja no estuvieron a la altura de lo esperado.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil