Sport.es Menú
Ernesto Valverde afronta con optimiso la visita del Celta al Camp Nou

El Barça precisa cambiar de marcha

OPINIÓN

Albert Masnou

Más tensión en torno al futuro de  Valverde fuera del Camp Nou que en las oficinas del FC Barcelona, donde no se duda de su continuidad pase lo pase este fin de semana... y en los próximos ocho partidos. El propio Bartomeu se encargó de tomar el pulso a una comida con el técnico, conscientes ambos que lo peor no es la inconexión en el juego del equipo sino el ambiente que hay en el vestuario. Las caras largas de los jugadores durante los partidos no son combatidas con el Mascherano de turno, con un jugador capaz de levantar el equipo.

un cambio de velocidad No ha emergido en el vestuario un jugador de estas características pues los capitanes no levantan la voz y Piqué, que también podría hacerlo, no asume este rol. Son miradas al suelo de Suárez, al horizonte de Messi, resoplidos de De Jong... pero no hay quien se erija como despertador de un equipo que parece instalado en la mediocridad. Las ocasiones de gol escasean, los pases entre Griezmann y Messi se cuentan con los dedos de la mano... Incluso ha desaparecido el confeti que en su día lanzó al cielo del Camp Nou en señal de alegría. Tampoco el técnico parece capaz de cambiar una dinámica con un discurso inspirador o un vídeo motivacional. 

Hoy el Barça no es un equipo alegre, con fuerza, con chispa. Si puede correr a 10 por hora no lo hará a 11. Es la ley del mínimo esfuerzo y a este nivel, cualquiera es un hueso duro de roer. El Barça debe cambiar de velocidad. Va líder, pero a este paso le adelantarán por la izquierda y no se dará cuenta.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil