El Barça nos da dos grandes noticias

El Barça nos da dos grandes noticias

Albert Masnou

Subdirector de SPORT

Luis Suárez con el balón del Deportivo-Barça
Luis Suárez con el balón del Deportivo-Barça | Marc Casanovas

El Barça se liberó. Se sacó de encima de golpe toda la presión acumulada. La derrota contra  el Madrid le creó una ansiedad que le llevó a caer en la Champions. En el momento decisivo de la temporada, el equipo era otro, se derrumbó como un castillo de naipes. Sin embargo, este equipo puede tener deficiencias pero tiene carácter porque ha resucitado cuando muchos lo daban por muerto. En Riazor demostró su potencial y su terrible olfato goleador, una clara muestra de que está de vuelta. Es una excelente noticia porque el Barça sabe que aún tiene ventaja en la Liga y no está dispuesto a tirarla por la borda. Luchará hasta el final y tiene fútbol de sobras para acabar ganando el título. Ya contra el Valencia el juego mejoró pero la mala suerte se cebó en el equipo, cuya frustración fue a más. Ahora, los gatos negros ya han desaparecido del escenario y la normalidad ha vuelto gracias a Suárez. No era normal que Neymar llevara 590 minutos sin marcar ni asistir, que Suárez llevara 47 días sin marcar en Liga y que Messi viviera un momento tan gris. No era normal. Y el precio ha sido caro pero la temporada aún puede ser un éxito. Está en su mano.

Neymar no va a la copa américa. Al estilo Bartomeu, el Barcelona ha logrado su propósito de que Neymar no participe en la Copa América y vaya a los Juegos. Y todo ello sin levantar la voz, sin hacer ruido, sabiendo usar sus bazas para evitar que el brasileño vaya a un torneo en el que la dureza es elevada y juegue un torneo con los sub 23. Bartomeu ya avisó que no cedería. Y ha cumplido su promesa. Negociando y defendiendo los intereses del FC Barcelona. Brasil se queda sin su estrella que ahora tendrá casi un mes y medio de vacaciones y podrá recuperarse de una final de Liga que se le está haciendo muy largo. Neymar iba como un tiro a inicio de curso pero ahora no logra alcanzar el nivel de entonces. Es un debe que tiene en lo que le queda. Ya son solo cinco encuentros y sería bueno que diera un paso adelante. De momento, ha logrado reencontrarse con el gol pues llevaba 590 minutos sin marcar ni asistir.