Sport.es Menú
¡Tremendo gol de Coutinho para sellar la clasificación! (ES)

El Barça más asesino jamás visto

OPINIÓN

Ernest Folch

@ErnestFolch

El Barça de Messi está otra vez donde siempre tendría que haber estado. El equipo de Valverde se redime por fin de su pecado capital en Roma hace un año, y cabalga hacia el triplete a lomos del mejor jugador de la historia, que ayer volvió a ridiculizar a todos los que de vez en cuando deciden darle el Balón de Oro a futbolistas que no le llegan ni a la suela del zapato. Como ya es tradición, Leo abrió en canal al United cuando el partido todavía se estaba discutiendo, y los cuartos de final finiquitaron a los veinte minutos por obra y gracia de un futbolista que juega en otra dimensión.

Messi convirtió él solo un arranque intimidatorio del United, en el que tuvo al Barça encerrado durante el primer cuarto de hora, en un brutal despedazamiento: en solo cuatro minutos el crack del Barça perpetró una terrible carnicería, que se llevó por delante a un De Gea que encajó el segundo gol más por miedo que por otra cosa. Y es que ayer volvimos a comprobar que este Barça de Valverde puede que no sea el más delicado pero es sin duda el más despiadado y feroz que hemos visto en la prodigiosa década de Messi. No ha habido un Barça con un instinto asesino tan salvaje, ni un equipo que huela la sangre de esta manera.

El United murió, como todos los equipos, a la orilla de la primera parte, y deambuló sin rumbo en un segundo tiempo en el que ni siquiera pudo oler el balón. El equipo de Valverde convirtió los segundos 45 minutos en un entrenamiento, en el que se dedicó a jugar con su rival con una superioridad insultante. Hacía mucho tiempo que no se veía a un Camp Nou tan pletórico porque hacía mucho tiempo que no se veía a este equipo caminar con tanta firmeza y seguridad hacia lo más alto. El barcelonismo se ha ganado el derecho a la Semana Santa más eufórica que se recuerda.

LA DEBACLE DE ROMA, CONVERTIDA EN UNA OPORTUNIDAD

Lo más notable no es que el Barça se haya clasificado por fin para semifinales después de tantos años, sino que lo haya hecho convirtiendo la debacle de Roma de hace un año en una oportunidad para aprender de todos los errores que entonces se cometieron. Desde la tragedia del Olímpico, todas las decisiones se han tomado para que aquello no volviera a suceder y se han tomado correctamente, desde los fichajes hasta la dosificación de minutos. Valverde se merece un reconocimiento: con su inteligencia y carácter ha logrado lo que hace un año parecía imposible.

EL ‘MINI BARÇA’, EL GRAN RIVAL DEL BARÇA

El Ajax de De Jong y De Ligt barrió a la Juve en otra extraordinaria exhibición y después de haber hecho trizas al Real Madrid, ayer se cargó a la Juve de Cristiano con una suficiencia impresionante. Este maravilloso equipo, que es la revelación de la Champions y del fútbol europeo de los últimos años, enamora a media Europa con un fútbol que nace exactamente de la misma fuente de la que ha bebido el Barça para hacerse grande. Pero atención, porque de todos los equipos que quedan, sin duda el ‘mini Barça’, por su talento y descaro, puede ser el gran rival a batir. En cualquier caso, un Barça-Ajax en Madrid es la final soñada para cualquier aficionado del fútbol.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil