Barça y Lewandowski: un win-win de manual

Barça y Lewandowski: un win-win de manual

German Bona
Robert Lewandowski
Robert Lewandowski | AFP

Hubo un tiempo no muy lejano donde el Barça fichaba a los mejores futbolistas del planeta en la plenitud de sus carreras. Esos tiempos han cambiado y la situación económica obliga, por ahora, a hacer encaje de bolillos. Y menos mal que el Barça, por historia y categoría, sigue exhibiendo fuerza. Mucha.

Pierre-Emerick Aubameyang, con 296 goles a sus espaldas, se desplazó personalmente a la Ciudad Condal al límite del cierre del mercado invernal para presionar lo que hiciera falta porque quería jugar, como fuera, en el Barça. Cobrando bastante menos de lo que ganaba en el Arsenal. Veintidós partidos y 13 goles después, Auba se siente realizado vistiendo de azulgrana y Xavi, contentísimo con el gabonés.

No importa la edad con la que emprender una nueva aventura, sino el estado de forma y la motivación. En este sentido, Lewandowski ofrece todas las garantías. A sus 33 años, solo uno más que Auba, ha completado una espectacular temporada en el Bayern firmando cincuenta goles con los bávaros, pero es que la temporada anterior fueron 48 y hace dos, 55. Cifras brutales solo al alcance de un ‘killer’ insaciable.

Su excompañero Javi Martínez vino a decir hace unos días en una entrevista a un medio polaco que, de concretarse, el fichaje de Lewandowski por el Barça resultaría un win-win de manual. El club azulgrana se aseguraría a un artillero de época al que todavía le queda mucha pólvora en sus botas y el delantero, por qué no, podría soñar, gracias al escaparate de una Liga con mayor repercusión que la alemana, con el Balón de Oro que injustamente le negó la pandemia. Lo dicho: todos ganan.

Temas