Un Barça sin mucho fútbol pero con gol

Un Barça sin mucho fútbol pero con gol

Lluís Mascaró
Dembélé puso en muchos aprietos a Javi Galán
Dembélé puso en muchos aprietos a Javi Galán | VALENTÍ ENRICH

El Barça ha sido, durante 18 años, un equipo instalado en la victoria. Desde la temporada 2004-05, ha conquistado un total de 35 títulos: 10 Ligas, 4 Champions, 7 Copas, 3 Mundiales de Clubs, 3 Supercopas de Europa y 8 Supercopas de España. Una generación de futbolistas irrepetibles, encabezados por Messi y entre los que estaba Xavi, el actual entrenador blaugrana, hizo posible el cambio histórico que transformó un club perdedor en un club ganador. Laporta tuvo mucho que ver en aquella transformación, fichando primero a Ronaldinho y apostando después por Guardiola como técnico.

El Barça actual, en el que todavía militan algunos de estos jugadores coleccionistas de éxitos, necesita reencontrar la senda del triunfo después de una campaña en blanco. El presidente, desde el despacho, y Xavi, desde el banquillo, deben liderar una revolución que permita recuperar la hegemonía deportiva tanto en España como en Europa. Mientras esto no su suceda, hay que gestionar la situación de la mejor manera posible, sabiendo que el equipo no es competitivo. Y hay que marcarse objetivos de mínimos. El primero, clasificarse para la próxima edición de la Champions, ya se consiguió matemáticamente el pasado sábado.

Ahora toca luchar por el subcampeonato, que permite disputar la Supercopa de España y supone unos ingresos añadidos de 18 millones de euros. Para conseguirlo, el Barça tenía que sumar 5 puntos de 9 en las tres últimas jornadas de Liga. De momento, ayer logró los tres primeros derrotando al Celta en otro encuentro en el que los blaugranas mostraron sus debilidades futbolísticas pero evidenciaron una mayor eficacia. Suficiente para imponerse por 3-1 y acercarse un poco más a ese modesto objetivo de ser subcampeones.

EL BARÇA NO HA SUBVENCIONADO EL FICHAJE DE HAALAND. Decir que el Barça ha ayudado al Manchester City a fichar a Haaland con el dinero que pagó por Ferran Torres es mentir. O, peor aún, manipular. Porque ni Haaland ha costado solo 60 millones de euros ni el Barça ha abonado todavía los 55 en los que se valoró el traspaso en cómodos plazos del delantero valenciano. Haaland es una operación de más de 300 millones de euros (contando traspaso, comisiones y salario del jugador) que el Barça no puede ni quiere asumir. Distorsionar la realidad para atacar a Laporta siempre sale gratis.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil