Pau Gasol sigue dando pasos adelante

El Barça se enfrenta a su mayor reto de la temporada

OPINIÓN

Nacho Solozabal

EL CARÁCTER DEL EQUIPO ESTÁ EN JUEGO

El técnico blaugrana afirmó, tras la derrota ante el Zenit, que el equipo lleva semanas lejos de su mejor momento de forma. También recriminó a los suyos la falta de sacrificio defensivo, una escasa concentración en los primeros minutos del duelo y ausencia de rigor en los sistemas de juego durante todo el encuentro. Todo un toque de atención que busca una reacción contundente de sus jugadores ya que la serie se ha complicado y ahora el carácter de los blaugranas será el factor más importante para alcanzar la Final Four. Está en sus manos.

Puede que ahora los hombres de Jasikevicius se tomen más en serio a sus rivales. Un equipo ruso que sabe de sus limitaciones, pero que explota al máximo virtudes como la seriedad, concentración, trabajo, y espíritu colectivo. El Zenit volverá a trasladar toda la presión al Barça, y Xavi Pascual intentará, de nuevo, limitar la capacidad ofensiva de los blaugranas con un juego lento y controlado. Hay que ir, un tópico, partido a partido. Pero es la verdad. Igualar la serie es el primer objetivo. Sin duda, el Barça es mejor equipo. Sólo falta demostrarlo.

 

RECUPERAR SENSACIONES

Reconocer que el partido será de muchos nervios y hasta de un cierto miedo escénico para los blaugranas no es malo. Lo importante es que el Barça recupere su estilo de juego. Que marque el ritmo del partido. Por tanto, es esencial que los jugadores salgan muy concentrados desde el primer minuto. La defensa ha de ser una aliada para minimizar el efecto Pangos del primer duelo y, sin duda, conseguir correr y practicar un juego más dinámico. También ha de centrarse el juego exterior del Barça. Xavi Pascual, con un sinfín de cambios defensivos, logró que triplistas como Abrines, Kuric o Higgins pasaran desapercibidos.

De hecho, de los siete triples que anotó el equipo, dos fueron de Davies, dos de Mirotic y uno de Gasol. Significativo. También los pívots han de ser más contundentes. El Zenit, excepto algunos minutos con Gudaitis, juega con interiores versátiles-Thomas, Poythress o Black- y ello plantea problemas a piezas como Gasol y Oriola. No obstante, hay que exigir que un referente como Mirotic aparezca, sus compañeros dependen mentalmente de él, o que Smits sume y que Davies sea tan importante como en el primer partido. El Barça debe estar preparado para sufrir mucho y superar cualquier dificultad que se le presente. 

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil