Sport.es Menú
El Barça ha ganado 0-3 este sábado al Eibar en Ipurua

El Barça deja atrás la pretemporada e inaugura la MSG

OPINIÓN

Ernest Folch

@ErnestFolch

El Barça se quitó de encima a un buen equipo como el Eibar sin apenas despeinarse, y parece que por fin ha alcanzado velocidad de crucero: el equipo lleva cinco partidos seguidos ganados desde la debacle en Granada, y hay indicios para pensar que por fin ha dado por concluida la pretemporada, que se alargó demasiado con la consiguiente erosión de puntos y juego. El primer síntoma claramente positivo fue que se vio por primera vez a Griezmann suelto y acoplado, como demostró en la ejecución espléndida del primer gol, y al tridente por fin conectado: el tercer gol fue obra por primera vez de una jugada en la que los tres de delante combinaron a la perfección. El segundo síntoma es que Messi ha aumentado su movilidad y participación, y se le ve cada vez más cerca de alcanzar su pleno rendimiento. El tercer síntoma, probablemente consecuencia de los otros dos, es que el equipo es capaz de controlar el partido de cabo a rabo, sin fisuras, y de imponer una circulación del balón alta, combinada con una presión cada vez más asfixiante. En victorias anteriores, como las del Inter o el Sevilla, el Barça caminó por el precipicio y sufrió lo que no está escrito. Ayer no hubo nminguna fisura, y prueba de ello es que Ter Stegen, el salvador tantos otros días, ayer casi ni tocó el balón.

DE JONG, EL TODOCAMPISTA. Frenkie De Jong completó ayer otro recital, asistiendo, corriendo, pasando o conduciendo según lo que requería casa situación. El mérito de De Jong es haber dado la cara cuando el equipo estaba mal y habeer crecido cuando el colectivo se ha recuperado. En estos momentos, De Jong es nada más y nada menos que la pieza clave del mediocampo blaugrana, el símbolo de la renovación profunda que se está llevando a cabo en la sala de máquinas del Barça.

EL NUEVO VALVERDE, TAMBIÉN EN RUEDA DE PRENSA. Ernesto Valverde no solo se desmelena en el campo sino también ante los micrófonos. No solo ha perdido el miedo a intervenir sino también a decir lo que piensa. En la rueda de prensa habló de la lamentable situación política y social en Catalunya  (“está de moda no ponerse de acuerdo en temas políticos”) y se descolgó con ironía sobre la patética guerra de fechas con el Clásico: “espero que se juegue antes del fin de la temporada”. Bravo por el entrenador blaugrana.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil