El Barça no debe regalar la primera parte

El Barça no debe regalar la primera parte

Pichi Alonso
Los jugadores del Eintracht celebran su gol al Barça
Los jugadores del Eintracht celebran su gol al Barça | Eintracht

Después de sufrir al Eintracht de Frankfurt en el partido de ida, el Barça conoce a la perfección a su adversario. Su plan, a buen seguro, en nada va a cambiar después de ver su técnico, Oliver Glasner, las muchas dificultades en que pusieron al Barça en ese partido de Europa League. Sus peligros quedaron claros: bien armados atrás, robar y salir como diablos al contraataque.

Y lo hacían con muchos efectivos llegando al área de Ter Stegen; incluso jugadores de la segunda línea -Kamada y Lindstrom- o también futbolistas más lejanos al área como eran los dos pivotes defensivos -Sow y Jakic-.

Otra de sus virtudes principales es la llegada por las bandas, con dos carrileros muy ofensivos, que más que defensas son extremos -Knauff y Kostic-, sobre todo por la banda izquierda. Kostic es un jugador de enorme calidad para realizar excelentes centros con su pierna izquierda, buscando el remare aéreo, pero también en muchas ocasiones buscando el pase atrás para que finalicen la jugada llegadores que no esperas, como son los dos pivotes del centro del campo.

En el partido de ida, los tres centrales salían a presionar a Aubameyang, pero también lo hacían en muchas ocasiones saltando hacia los interiores para que no pudieran recibir entre líneas. Les costó mucho a Pedri y Gavi recibir balones en condiciones. Veremos si son capaces de arriesgar tanto en el Camp Nou, donde probablemente los dos hombres de los carriles serán mucho más cautos en sus incorporaciones al ataque.

Xavi Hernández actúa

Una vez analizado el partido de ida, Xavi y su cuerpo técnico a buen seguro que pondrán en marcha el plan para contrarrestar las virtudes de los de Glasner e incidir en cómo sacar partido de sus defectos. Sin duda, el entrenador de Terrassa querrá que su equipo salga muy concentrado al partido y no regale tantos minutos como hizo en la ida, cuando no despertó hasta después del gol de los alemanes.

Deberá de tratar el Barça de evitar, sobre todo en los primeros compases de partido, la gran cantidad de pérdidas en la salida de balón, que provocaron muchos disgustos a Ter Stegen. Evitar zonas de alto riesgo donde las pérdidas de balón le den pie a los alemanes a explotar su gran velocidad a la contra o en transiciones muy rápidas.

Incidir en la presión tras pérdida en ataque para seguir atacando y al mismo tiempo defendiendo lejos de la portería y, caso de recuperar el balón los alemanes, tener vigilancias defensivas para que Santos Borré no pueda recibir y asociarse con los compañeros que salgan desde atrás e impedir que reciba y gire con el balón controlado.

Otro aspecto para atacar, que puede ser determinante, es que el equipo sea capaz de crear situaciones en las que Dembélé pueda encarar en el uno contra uno a Kostic, para que las posibilidades de éxito en sus desbordes sean muy altas. Precisamente la presencia de Ronald Araujo como lateral derecho no debería sorprendernos, pues el mayor peligro de los alemanes en ataque es Kostic y quien mejor le puede parar es el defensa uruguayo.

Y, uno de los temas en los que seguramente incidirá más Xavi, será en no regalar la primera mitad como se hizo ante el Levante el pasado domingo en la Liga y ante el propio Eintracht de Frankfurt en el partido de ida, saliendo muy metidos desde el pitido inicial del árbitro.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil