Gasol

El Barça se complica la serie

OPINIÓN

Nacho Solozabal

TENSIÓN Y DESCONTROL. El Barça no dominó el partido en ningún momento. Desde los primeros minutos del duelo se vio a un Zenit más centrado que supo en todo momento que es lo que tenía que hacer. Atacó, de la mano de los 2x2 de Pangos, a Gasol en el primer cuarto y empezó así a controlar el ritmo del partido. Sin duda, Xavi Pascual tenía muy estudiado a su rival y sabía que no podía permitirle al Barça un marcador alto. La defensa del Zenit siempre estuvo muy atenta a los tiradores blaugranas que no encontraban espacio para armar el tiro. También fueron capaces de robar un buen número de balones que acabaron en transiciones fáciles. En ataque, el equipo ruso agotaba la paciencia de los hombres de Jasikevicius con ataques al límite de la posesión que acabaron en canasta en numerosas ocasiones. Ir a remolque en el primer partido de una serie tan importante crea mucha tensión y nerviosismo. Un estado de ánimo que desquició en el segundo cuarto al Barça, e hizo que el Zenit llegara al descanso con una renta muy importante.

REACCIÓN INSUFICIENTE. Creo que nadie dudó de que el Barça sería otro en la reanudación. Con Claver sobre Pangos, y con una defensa muy dura, los blaugranas cambiaron radicalmente el escenario del partido. Pareció que el Zenit se acabaría diluyendo, pero otra vez Xavi Pascual recompuso a los suyos y pudo cortar la hemorragia de juego del Barça. Apareció Davies, nulo en los primeros 20’, y también Kuric, pero fue insuficiente para doblegar la buena dinámica de un rival muy mentalizado, serio y disciplinado, que supo sufrir en los momentos clave del encuentro. La igualdad en los últimos minutos fue máxima, pero el Zenit de la mano de Pangos siempre tuvo respuesta a cualquier reacción del Barça. La derrota obliga, y mucho, al Barça. De momento, a ganar el viernes, muchos nervios, y a buscar una victoria a domicilio. Cabe recordar que en San Petersburgo habrá público y el ambiente será caldeado. Todo un reto. Pero nadie dijo que sería fácil.

CANASTA DE TRES Pangos fue toda una pesadilla. El jugador exblaugrana realizó anoche un partido espectacular. Superó con maestría y eficacia a todos los defensores que Saras le puso encima. Además, supo aparecer en el decisivo tramo final del encuentro para dar la victoria a su equipo. Una actuación soberbia.

FALTA PERSONAL El Barça empezó mal y lo pagó caro. No es la primera vez que los jugadores de Saras regalan los primeros compases del partido al rival. Pau Gasol sufrió mucho ante el Zenit y el Barça, por su parte, no cogió su habitual velocidad de crucero. Algo que no puede suceder en el segundo partido de este playoff. Hay todavía mucho en juego.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil