El Barça cambia el balón por la pegada

El Barça cambia el balón por la pegada

Pichi Alonso
El Barça logró la victoria ante el Celta en el Camp Nou
El Barça logró la victoria ante el Celta en el Camp Nou | sport

El equipo de Xavi demostró cómo se puede ganar sin ser amo del balón. Frente al Celta, el Barça cedió la posesión en favor de una efectividad brutal dentro del área. Sin duda, su mejor arma en un partido que se intuía complicado.

De entrada, apuesta por un dibujo flexible: 4-2-3-1 que se transformaba en un 4-4-2 en labores defensivas, con Memphis y Auba solos en la punta. Un cambio obligado por las bajas pero que dejó en inferioridad al equipo en el centro del campo. Sin posesiones largas y con el Celta controlando el esférico, el Barça exhibió su única arma efectiva: dos llegadas al marcado de Dituro y dos goles.

MÁS DE LO MISMO

Xavi tocó el banquillo para dar entrada a Riqui Puig y buscar un mayor equilibrio en el centro del campo. La realidad es que se repitió la historia del primer tiempo: transición veloz, asistencia magistral del Dembélé y gol de Auba.

El partido tuvo muy poca historia, salvo el habitual error de salida de balón desde el propio área que en este caso permitió el clásico gol de Aspas a Ter Stegen.

A título individual es justo reconocer como Dembélé, tras un inicio de partido poco afortunado, recuperó su brillo a base de erigirse en el futbolista más determinante con sus asistencias mágicas y desequilibrio por banda. Atención a Javi Galán que en plena rumorología de mercado quedó en evidencia en más de una ocasión. Ousmane ganó la partida.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil