Sport

Sport.es Menú
Valverde acertó con los tres cambios en Getafe

El Barça aún está en reconstrucción

OPINIÓN

César L. Menotti

El Barcelona en general no hizo un buen partido con Getafe. Individualmente tampoco, solo la presencia de Messi agranda la figura del adversario, genera una preocupación masiva. El Barcelona va a tener que reconstruirse. Entiendo que el fútbol está un poco cargado de proyectos a futuro. Tantas competiciones, Liga, Champions, Copa del Rey, eliminatorias para el Mundial, todas competencias que generan cargas emotivas muy grandes. Y la única explicación que encuentro para el partido que hizo el Barça contra el Getafe es que los futbolistas por ahí se reservan, porque la carga de compromisos es muy grande. Hoy la trascendencia de la Champions supera a la Liga, se invirtieron las prioridades. Y los equipos como el Barcelona parecen estar obligados a ganar siempre la Champions. Pero la Liga no deja de ser muy competitiva y difícil.

El Barcelona aún no encuentra lo que sí tenía resuelto el Real Madrid: el juego por las bandas. Hoy tiene un lateral Jordi Alba que ya no se desdobla con Neymar, y tampoco tiene a Dani Alves para desbordar por el sector derecho de Messi. Sin Dembélé, lesionado, vuelve a tener que rearmar la idea. Hay una formación nueva y necesita tiempo. Cuando tienes a Neymar con Suárez y Messi, la contundencia es diferente que la que tiene que elaborar ahora. Le va a costar al Barcelona. El entrenador está buscando el once titular. Ante el exceso de competencia puede hacer lo que hizo el Madrid, apostar por los jóvenes. Pero aún, sacando cuatro o cinco jugadores que son titulares inamovibles, Valverde está buscando el equipo.

El escritor premio Nobel, José Saramago decía que “no tener memoria es olvidarnos de nosotros mismos”. Los equipos como el Barcelona deben sostener una memoria activa para reconstruirse. Y no es fácil con tanta competencia, y cuando pierdes algunos futbolistas determinantes. No sé como se podría resolver por ejemplo la falta de Piqué, Busquets, etc. No pueden resolver la de Iniesta, quien en el partido anterior le dio otra seguridad a la idea. Estos partidos vamos a tener que acostumbrarnos a ver que los equipos apuestan por jóvenes, sus reservas. Y no es lo mismo para los entrenadores.

Todavía ninguno de los tres grandes, el Barcelona, el Real Madrid y el Atlético, mostró la soberbia en el juego que deberían tener. Los acompañaron los resultados, pero los tres tuvieron partidos complejos. El efecto Champions. Los tres equipos están obligados a clasificarse para la siguiente fase. Pelear la Copa y la Liga.

No te da garantías el pasado. Los entrenadores también sufren fatigas, hay demasiados partidos. No me imaginé nunca a Pavarotti cantando todos los días a cualquier hora. Y el negocio está obligando a las grandes figuras a jugar con demasiada frecuencia. El fútbol debe dar ciertos espacios de tranquilidad. A todos les sirve, está claro, es el mundo de grandes negocios pero hay que ser prudentes, porque sé lo difícil que es armar un equipo. Hay una gran responsabilidad en manos de Valverde. La diferencia con Zidane y Simeone es que los otros dos entrenadores tienen certificado de garantía. Pero ese certificado igual tiene vencimiento. El fútbol no te da plazos, sí el reconocimiento. Veo todavía un Barcelona en formación y que le costará ahora con la lesión de Dembélé. Aún no tiene un buen funcionamiento. No quiere decir que sea un desastre, sino que no consigue ser sólido en la idea. Aunque ha mejorado. Hay que tener paciencia.
 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil