El Barça 2021 solo permite soñar

El Barça 2021 solo permite soñar

J.Mª Casanovas

Editor de SPORT

Entrenamiento del Barça
Entrenamiento del Barça | FCB

EL FUTURO SIN MESSI SERA DURO

Vamos a ser sinceros y realistas. El Barça tiene que darse un baño de realidad. No se puede seguir como si aquí no hubiese pasado nada. Ha pasado y mucho. Estamos delante de la mayor crisis de la historia. El club esta arruinado económicamente. La pandemia ha reducido a la mitad los ingresos. Messi se ha ido triste por la puerta de atrás. No hay dinero para fichar cracks. Koeman tiene que arrancar la Liga con una plantilla de circunstancias. No es una situación de emergencia pero se le parece.

No hay que engañarse ni levantar falsas expectativas. El Barça 2021 solo permite soñar. Soñar es una cosa y aspirar es otra. Ya no tiene el mejor jugador del mundo. Ya no tiene un equipo para aspirar al triplete. Hay que asumir la realidad con todas las consecuencias. El club inicio hace dos años una caída en picado terrible. Entre la mala gestión deportiva de Bartomeu y el Covid el club está al borde de la bancarrota. Si la huida de Neymar a Paris significó un trauma, imaginemos lo que puede representar la marcha de Messi. Nos espera un futuro duro y complicado.

El Barça sigue siendo el Barça, con un potencial social importante y un prestigio internacional por encima de los últimos resultados. Pero su potencial deportivo es ahora limitado. Estamos convencidos que remontará esta crisis sin precedentes pero necesita tiempo. Lo primero que hay que hacer es cambiar de chip, tener paciencia y apoyar al equipo que necesita más que nunca la fidelidad de sus socios. No hay que pedir milagros a Koeman, bastante hace trabajando con lo que le dan y sin quejarse. Su reto es hacer un equipo joven con futuro. Laporta no ha comenzado de la mejor manera posible. Los problemas no se arreglan con un asado ni con un abrazo.

Ha llegado el momento de que Laporta conecte con el socio, le cuente de verdad las cosas como son. Las promesas de la campaña electoral no se están cumpliendo. Cinco meses después de llegar al cargo los planes ejecutivos se retrasan más de la cuenta, las auditorias no llegan. La oposición se mueve y el ex presidente redacta una carta en plan parte de guerra. Volvemos a las andadas. Se habla más del entorno que del equipo que esta noche se estrena en Liga contra la Real Sociedad. Por si fuera poco, los líos con la Liga de Tebas  y el entente con Florentino Pérez parecen un secreto de Estado. Demasiadas especulaciones en tiempos de tormenta.

Laporta tiene que ser consciente de la situación, ha perdido el estado de gracia que le llevó a la presidencia. Su imagen se deteriora cuando la plantilla no se cierra y los problemas se enquistan. El presidente tiene que darse un baño de realidad reconociendo que las cosas no salen como a él quería. Toca afrontar los problemas con luz y taquígrafos. Falta transparencia y falla la comunicación, un mal endémico. Si el socio es el propietario del club, más allá de las asambleas, necesita y merece información. Laporta es un buen comunicador pero su locuacidad en las ruedas de prensa necesita el apoyo de datos concretos, números y pruebas. El Barça de Messi ya es historia, comienza una nueva etapa donde todo será diferente.

   

 EL GESTO DE PIQUE MERECE EL ELOGIO

Pique es el más listo de la clase y lleva camino de convertirse en patrimonio del Barça. Su inteligencia y visión de negocio van más allá del campo. Tiene capacidad para ser jugador en activo y presidente del Andorra a la vez. Nunca da puntada sin hilo. La cabeza le funciona tan bien como los pies. Después de la marcha de Messi tiene todos los números para convertirse en el líder del vestuario, a los 34 años atesora experiencia, entusiasmo y empatía. Ayer sin ir más lejos, firmo un anexo a su contrato que ha solucionado un problema grave al club. Se rebaja una parte importante de la ficha y acepta el pago aplazado del contrato que finaliza el 2024. De esta manera el Barça pudo inscribir en la Liga a Depay, Eric Garcia y Rey Manaj cumpliendo la normativa de la patronal de Tebas. Mientras se sigue negociando con Busquets, Sergi Roberto y Alba, Messi autorizó a su representante para que en cuestión de horas redactara el anexo que permite que esta noche puedan jugar Depay y Garcia. Pique ya fue el primero también la pasada temporada en aceptar la propuesta de Bartomeu de rebajarse la ficha, aquella decisión causó tensión en el vestuario pero después todos le imitaron. Gerard por su faceta de empresario conoce bien los problemas que ha provocado la pandemia en la tesorería de los clubs y acepta el sacrificio personal en favor del Barça. Que nadie lo dude, más pronto que tarde será presidente del Barça. El día que se presente, no tendrá rival.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil