El Manchester City suspira por Joao Félix

Un Atlético más ofensivo y menos especulador

OPINIÓN

Pichi Alonso

@PichiAlonso9

La Liga del Atlético. Viendo el nivel mostrado esta temporada tanto por el Real Madrid como por el Barcelona, se presenta el club colchonero como un candidato claro al título de Liga. Ha empezado muy bien e incluso se han insinuado novedades en un juego más vistoso y agresivo en ataque. Parece que Simeone ha dado un paso adelante, pero habrá que corroborarlo con más partidos, pero la sensación es que estamos ante un Atlético diferente, un Atlético más generoso en el plano ofensivo, que no necesita picar tanta piedra para sacar sus partidos adelante, hacer uso de su fortaleza defensiva para acabar ganando.

Marca el primer gol y va en busca de su segundo sin especular retrasando sus posiciones, replegándose para hacer uso de su excelente fortaleza defensiva, como solía hacer en pasadas temporadas. Sus números en este inicio de campeonato son extraordinarios y ratifican este cambio: 17 goles a favor le convierten en el segundo equipo más goleador del campeonato, solo superado por la Real Sociedad, pero habiendo disputado los donostiarras dos encuentros más que los colchoneros. Esa capacidad goleadora va en la línea del cambio indicado anteriormente, que se ayuda de los dos únicos goles encajados, que ya era una norma en el pasado, pues el Atlético de Simeone suele ser el menos goleado.

Con referencia ofensiva o sin ella. Es una de las grandes dudas en el once titular. La baja de Luis Suárez, además de hacernos perder un enorme reencuentro tanto futbolístico como emocional con el Barça y con su amigo íntimo Leo Messi, obligará a Simeone a preparar una línea atacante diferente y una nueva manera de atacar.  Se pierde presencia en área, pero puede ganarse en movilidad y dinamismo para encontrar los espacios a las espaldas de los defensas catalanes.

Podría entrar Diego Costa, pero lo dudo por sus pocos entrenos y sin ritmo competitivo, parece mucho más sensato dejarlo en el banco y utilizarlo como revulsivo si es necesario en el transcurso del encuentro. No tendrá referencia arriba en su apuesta ofensiva, ni hombre que dispute cada uno de los balones aéreos con los centrales azulgranas, pues ni Joao Félix, ni Correa, ni Marcos Llorente son rematadores de área, sino más bien llegadores al área, por lo que serán muchos menos peligrosas las llegadas por banda de los laterales colchoneros, pues a sus centros tendrán pocos argumentos rematadores. Ello puede llevar a Koeman a intentar proteger mucho más el juego interior en defensa, viendo esa carencia rematadora en el ataque rojiblanco.

Este sí es el verdadero Joao Félix. El portugués ya había demostrado su gran calidad y talento futbolístico en el curso pasado, pero lo hizo en cuenta gotas, en cambio desde la primera jornada en este nuevo curso, hemos visto un cambio radical en su juego, al ser mucho más constante y continuo en su juego, dando la sensación de que se siente muy protagonista y líder en ese tercio último de campo. Lo que eran pequeños detalles de crack, se han convertido en habituales acciones sobre el césped, de un jugador desequilibrante, que genera juego, marca goles con facilidad y asiste una y otra vez a sus compañeros de ataque.

Sería bueno que algún jugador blaugrana tuviese la obligación de estar muy pendiente del luso, pues si se le permite recibir entre líneas y darse la vuelta viendo todo el escenario ofensivo del Atlético, se hace muy difícil de frenar. Tiene uno contra uno, busca la pared para superar adversarios y encarando en conducción el balón, es sumamente difícil de contrarrestar. Lo principal es impedir que reciba, controle y se oriente hacia portería, y es ahí donde el jugador azulgrana debe estar muy cercano para presionarle e impedir que se gire fácil con el balón controlado. Si tiene que jugar de espaldas el balón, compromete mucho menos a los porteros rivales.

Variando su once titular. Es lo que ha estado haciendo el Cholo Simeone, sobre todo en el centro del campo. De jugar con cuatro medios centros —Herrera, Koke, Saúl y Llorente— en un mismo partido, a hacerlo con dos extremos —Correa y Carrasco— y dos medios centros. Ha ido cogiendo mucho protagonismo por su buen rendimiento y por su polivalencia Llorente que ya es un fijo, bien en banda, bien en la media punta e incluso como segundo delantero. Donde prácticamente no juega nunca, es en la posición en la que le ficho el Atlético, como medio centro. Es segura su presencia en el equipo titular con Koke y Saúl a su lado.

Si presenta un once más ofensivo podría volver Carrasco ya recuperado de su lesión, pasando Saúl al doble pivote junto a  Koke. No estarán ni Torreira ni Herrera, por lo que puede tener su oportunidad Kondogbia  en el medio centro. Curioso el momento de juego de dos de sus jugadores más potentes, Koke y Saúl. Koke ha recuperado su mejor nivel, siendo protagonista claro en cada partido, no así Saúl que, lesión al margen, ha estado muy por debajo de lo que se espera de él.

Correa será el acompañante de Joao en ataque, aunque en ocasiones puede cambiar su posición con Llorente. Atrás la seguridad de Oblak, Trippier lo juega todo pues no tiene recambio, profundo en sus llegadas y buen disparo, mientras que en izquierda Hermoso o Lodi, el primero mejor en defensa, el segundo le supera en ataque. Giménez es fijo en el eje defensivo y si se recupera Savic, será su acompañante. Sorprende el gran protagonismo que tuvo Felipe la pasada campaña, y que en esta apenas se cuenta con su presencia en el once.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil