Neymar está en elk escaparate

Así se moverá el mercado de fichajes

OPINIÓN

Guillem Balagué

@GuillemBalague

A estas alturas ya conocemos más o menos cómo está funcionando el mercado de fichajes aunque no sepamos exactamente el tiempo que permanecerá abierto. Básicamente hay una premisa universal: todo el mundo está en venta. O casi. Incluyan a Cristiano Ronaldo que flirtea con la posibilidad de regresar al Manchester United o al Real Madrid ya que la Juventus aceptaría una venta por unos 70 millones de euros.

Cada equipo cuenta con un grupito de intocables, pero el resto está en el mercado. Desde el Real Madrid al Barcelona, del Inter al Atlético de Madrid. Quizá un poco menos los equipos ingleses aunque en los próximos días se conocerán las reducciones de sueldos que se aplicarán a los futbolistas: nadie está inmune. 

Segundo punto: el plan es realizar intercambios de cromos, de jugadores, entre equipos amigos, con el mínimo gasto extra. Los amigos del Barcelona tienen fichas interesantes: la Juve, el Inter, el Manchester United. Seguramente, el PSG no está en esa lista de equipos amigos. Desde París se lee con interés las noticias de intercambios de Neymar con Griezmann (posible) o con Dembélé (no tanto), pero el club no tiene constancia oficial de que su jugador quiera marchar (que quiere) pero sí de las tremendas dificultades financieras del Barcelona.

Las noticias sobre el brasileño sirve -dicen- para mejorar la imagen de Bartomeu. En todo caso, la solución final no la tiene ni Neymar ni Leonardo, sino los dueños del PSG que hoy por hoy no están por negociar con el Barcelona. Tiene mala pinta. 

Habrá pocos fichajes, pero algunos serán de relumbrón porque hay que renovar la ilusión de la afición, medios y plantilla, pero también porque permite a los clubs desprenderse de jugadores ya amortizados e incluir las ventas en las cuentas anuales para maquillarlas. Así, Coutinho podría ir a la Premier. Querido por el Leicester, su agente espera que un grande se anime a adquirirlo.

Tercero: Y esto va más allá del mercado. Rummenigge ha sugerido que igual, al salir de esta, los clubs deberían fijarse menos en el negocio y el dinero, y más en las cosas importantes. Habrá que ser muy valiente para tirar por ese camino.

Un último apunte: habrá pocos banquillos que cambien de entrenador. Quizá el único entre los grandes podría ser el PSG con un Tuchel que parece cansado de la cultura del club. ¿Pochettino?

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil