Sport.es Menú
A Bartomeu le espera un verano movido

Anfield condiciona el mercado blaugrana

OPINIÓN

Lluís Miguelsanz

La clamorosa derrota de Anfield produjo un auténtico terremoto visceral en las primeras horas, pero las consecuencias se irán pagando en las próximas semanas. Y no solo por un replanteamiento de club -que también-, ni tampoco por perder ingresos importantes sino que ya tiene una afectación directa en la planificación del próximo proyecto. El mercado blaugrana se ha complicado y eso costará muchos millones de euros en operaciones de entrada y salida que, en condiciones normales, debían ser positivas para el club. Es evidente que el mundo del fútbol sabe que el Barça está obligado a remodelar su plantilla y eso penalizará el negocio. Las ventas se abaratan y las compras se disparan. Así va el negocio cuando los rivales huelen necesidad a kilómetros de distancia. 

El Barça tenía ya perfectamente estructurado el mercado de verano con la llegada de piezas puntuales -De Ligt era y es innegociable- y con la venta de algunos futbolistas discutidos y sin minutos. Con la Champions bajo el brazo, el caché de cualquier jugador blaugrana subía y la tranquilidad en las negociaciones hubiese provocado beneficios en caja. La dirección deportiva está obligada a colocar a cinco o seis futbolistas para invertir en lo necesario y se está encontrando con problemas para cerrar fichajes que estaban casi apalabrados. Los futbolistas piden más dinero para venir y los clubs ya ven venir al Barça como en el verano de la salida de Neymar. Ahora es el momento de tener nervios de acero y aguantar presiones para que el mercado no acabe en números rojos. Fichar bien e intentar vender mejor. Si se puede. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil