Sport.es Menú

La disputa del Open de Australia no corre peligro

El director del torneo, Craig Tiley, confesó que sí o sí se jugará el primer Grand Slam de la temporada

Afirmó que, del mismo modo que existe una regla del calor, han desarrollado otra sobre la calidad del aire

Cielo despejado en Melbourne Park este jueves
Cielo despejado en Melbourne Park este jueves | SERGI RUIZ.

Los incendios forestales que asolan la región de Victoria y el resto de Australia desde hace semanas y la presencia de posibles humos tóxicos sobre la ciudad de Melbourne no impedirán que se juegue el Open de Australia, que tiene previsto su inicio el próximo 14 de enero con la disputa de las fases previas masculina y femenina, según palabras del director del torneo, Craig Tiley.

En los últimos días el AQI, índice que mide la calidad del aire, ha mejorado en la ciudad de Melbourne de forma sustancial. De los más de 400 puntos que se llegaron a registrar hace una semana con el auge de incendios se ha pasado a los 50, un nivel similar al que pueden tener ciudades como, por ejemplo, Barcelona o Madrid.

El propio Tiley aseguró que están analizando muy de cerca todo lo que está sucediendo y ya han desarrollado una regla de calidad del aire en la misma línea que la regla del calor que ya poseen por la cual se suspende la competición en las pistas externas en función de ciertas condiciones climatológicas. “Tenemos tres estadios con techos donde podemos controlar el ambiente, así que el juego siempre continuará. Tendremos una monitorización de la calidad del aire en tiempo real. Utilizaremos estas herramientas para tomar algunas decisiones sobre la seguridad y bienestar de los fans”.

“Los jugadores entienden que esto no es algo en lo que podamos hacer algo. Quieren jugar así que el 20 de enero abriremos las puertas y empezaremos a jugar. Continuaremos trabajando de cerca con el Oficina de Meteorolgía y con expertos médicos para asegurar la seguridad de nuestros jugadores, fans y staff sea de vital importancia. Habrá expertos en meteorología y calidad del aire en el lugar para analizar todos los datos en vivo disponibles y evaluar la calidad del aire en Melbourne Park en tiempo real”, añadió el máximo responsable del Open de Australia.

LA VENTA DE TICKETS CRECE

A pesar de los rumores sobre un posible aplazamiento o cancelación del primer Major de 2020 tras los comentarios de Novak Djokovic esta misma semana, la realidad demuestra con datos que los seguidores de este deporte quieren ver a los mejores del planeta en el recinto de Melbourne Park suceda lo que suceda. De hecho, las ventas de tickets están un 10% por encima que el pasado año, edición en la cual se registró el récord de asistencia con casi 800.000 espectadores.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil