Alarmas, escolta policial y control de movimientos: la férrea burbuja de Australia

Melbourne prepara las medidas más exigentes para eludir la covid-19 durante el Open

Alarmas en los hoteles, movimientos limitados y vigilancia permanente son solo algunas normas

El Open de Australia será seguro según la organización
El Open de Australia será seguro según la organización | sport

La ciudad de Melbourne se prepara para recibir a unos 1.200 tenistas y miembros de las delegaciones internacionales que deberán guardar cuarentena antes del Abierto de Australia, entre el 10 y el 22 de febrero, informaron ayer las autoridades.

Se espera que los primeros deportistas lleguen a partir de mañana en vuelos chárter y desde entonces tendrán que pasar 14 días aislados en alguno de los tres hoteles habilitados de la urbe, donde se han colocado dispositivos y personal para controlar el cumplimiento de las medidas.

Control total

“Hemos implementado las reglas más fuertes y estrictas del mundo que se aplican al tenis”, dijo la ministra de la Policía del estado australiano de Victoria, Lisa Neville, en declaraciones a periodistas en Melbourne, en referencia a la cuarentena.

La ministra regional indicó que cada hotel tendrá sus propias instalaciones de entrenamiento en el Albert Park y en el Centro Nacional de Tenis, mientras que cada tenista, oficial o acompañante que salga a la calle tendrá movimientos limitados, vigilancia permanente durante los desplazamientos y estará obligado a someterse a exámenes diarios para descartar la COVID-19.

Asimismo, los tenistas sólo podrán salir del hotel durante cinco horas y exclusivamente para entrenar. Además, únicamente podrá acompañarle una persona aunque se hayan desplazado más miembros de su equipo. El resto deberá permanecer en el hotel. También cabe destacar que será la policía local la que escoltará a los deportistas en sus desplazamientos.

Todo aquel que sea atrapado saltándose el protocolo será apeado del torneo, expatriado y deberá abonar una multa superior a 12.000 euros. Si alguno de los participantes da positivo durante el vuelo que lo traslada al país oceánico será trasladado a otro hotel y puesto en aislamiento estricto.

Situación delicada

Estas medidas se dan después de que la ciudad de Melbourne superara en noviembre su segundo confinamiento, que comenzó en julio, tras dispararse los casos de covid-19 a raíz de fallos en la contención del virus en los centros de cuarentena para viajeros internacionales.

Actualmente, Australia lucha contra un rebrote del virus en Sídney e intenta contener la propagación de una cepa altamente contagiosa en Brisbane, la primera y la tercera ciudad más pobladas del país, respectivamente. Desde el inicio de la pandemia, Australia acumula más de 28.600 casos de covid-19, que incluye 909 fallecidos y más de 310 contagiados activos.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil