Kenin gana el Open de Australia ante una gran Muguruza

Se impuso en la final por 4-6, 6-2 y 6-2

Gana su primer Grand Slam, pero Muguruza debe estar contenta con su actuación en Australia

Se impuso en la final por 4-6, 6-2 y 6-2 | Perform

No pudo ser. Garbiñe Muguruza luchó lo indecible en la final del Open de Australia y perdíó de la peor manera ante la estadounidense Sofía Kenin al ceder con una doble falta en el último punto por 4-6, 6-2 y 6-2.

Pero no levantar el título no debe empañar el gran torneo realizado por la hispano-venezolana y tampoco la final, donde en muchos momentos del partido Garbiñe dominó, pero detalles de buen juego de Kenin fueron determinantes.

Igualmente Garbiñe ha vuelto. Venía avisando desde el inicio del torneo superando dos adversas primeras rondas en Australia y ganando confianza con el paso de los días auqnue es verdad que en el último suspiro no logró levantar el título.

Salió a la pista concentrada. Seria como es habitual en ella. Con el nivel de tensión necesario para afrontar la final de Open de Australia. Era una realidad que volvía a estar ante una nueva oportunidad de alcanzar el cielo, una sensación que ya había experimentado en dos ocasiones (Roland Garros 2016 y Wimbledon 2017), pero por algún motivo su excelencia del tenis la había abandonado. Decidió hacer un ‘reset’ y resultó ser el mejor plan para recuperar sensaciones y, sobre todo, ilusión por volver a jugar al tenis.

Quiso volver a tener a Conchita Martínez a su lado, persona clave para conseguir redescubrir su tenis. Este tenis que la convierte en una jugadora agresiva como pocas y al que ahora ha aprendido a añadir esta pausa necesaria en muchos partidos. Pero nadie contaba con que en la final Sofía Kenin desplegaría su mejor versión, sin fisuras y sin que le pesara estar ante su primera final ni tan siquiera sus 21 años.

Mentalizada para afrontar la final

Con esta sabiduría añadida en su raqueta, Muguruza empezó a trabajar la final del Open de Australia ante la joven y desacomplejada Sofia Kenin. La estadounidense sabía que toda la presión estaba al otro lado de la red, que ella ya tenía más que cubierto el objetivo y que tocaba disfrutar al máximo de la final.

Tras dos primeros juegos donde parecía que Kenin jugaba mucho más suelta, Garbiñe inició a ejercer su dominio. Un break tras un disputado juego era la primera señal de la reacción de la hispano-venezolana.

Rápida de piernas, subiendo constantemente a la red, abriendo la pista, excelentes golpes profundos buscando las líneas... todo estaba previsto y todo estaba saliendo bien. Kenin no ponía las cosas fáciles, la obligaba a trabajar cada punto. Pero la española respondía con buenos golpes.

Se escapa el segundo set

Y lo que son las cosas, tras desperdiciar cuatro bolas de break para el 3-5, se pasó al 4-4 tras el break de Kenin sobre Garbiñe. Las fuerzas volvían a equipararse. Pero Muguruza no estaba por la labor de dejar escapar esta primera manga y al siguiente juego conseguía el contrabreak y sacaba para llevarse el set. Manejándose a la perfección con el primer saque el 6-4 era una realidad cuando hacía 52 minutos que había salido a la pista.

Pero nadie dijo que sería fácil. Kenin empezó a lucir su mejor tenis en la Rod Laver y las dudas se instalaron en la raqueta de la hispano venezolana. Un 4-1 en contra se convirtió en una montaña para Muguruza, que salvó su saque para ponerse 4-2 pero no conseguía volver a ser la dueña del partido. Los 'winners' la abandonaron y una serie de errores no forzados la condenaron al tercer set.

Kenin, con un tenis prodigioso

Salió con nervios en la tercera manga. Parecía fuera del partido. Fallos incomprensibles y la sombra de Kenin se alargaba en cada punto. Lo estaba pasando muy mal la jugadora hispano-venezolana. Necesitaba un cambio mental, un punto que le hiciera reaccionar. 

Desde el palco Conchita intentaba darle la clave para esta reacción, que llegó en el segundo juego, que se lo llevó en blanco para el 1-1. Kenin mostraba nerviosismo en pista, rozando la mala educación, pero ni esto la sacaba del partido. 'Garbi' se defendía con uñas y dientes buscaba el juego agresivo que la llevó hasta esta final. 

Se escapa el partido 

Lo encontró, pero Kenin se disfrazó de veterana y en el quinto juego salvó tres bolas de break y evitó una rotura que parecía cantada. Era el 3-2 y la presión volvía a estar del lado de Muguruza.Este fue el juego clave del partido

Kenin estaba 'on fire'. Ni con su mejor tenis Muguruza conseguía superarla. Lo devolvía todo y con un tenis excelente. Muguruza no podía reprocharse nada porque lo estaba bordando, pero la estadounidense fue mejor y se llevó el set, el partido, la final y el título. 

En el último juego, Garbiñe presa dde los nervios cedió a base de dobles faltas. Fue una pena, pero Garbiñe vuelve a estar en el buen camino.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil