Sport.es Menú

Carreño se hace el 'harakiri' ante Nishikori

El tenista español tiró un 2-0 favorable para acabar cediendo ante el japonés

Estuvo un break arriba en el tercer set para completar la victoria pero lo desaprovechó

Carreño, apeado del primer Grand Slam de la temporada
Carreño, apeado del primer Grand Slam de la temporada | sport

Pablo Carreño cayó en octavos de final del Open de Australia ante el japonés Kei Nishikori (6-7(8) 4-6 7-6(4) 6-4 7-6(8)) en un partido épico que se alargó más de cinco horas y que se decidió en el super 'tie-break' por 8-10.

Arnau Montserrat

El primer set fue una muestra de la igualdad que hubo en todo el partido. Parecía que Nishikoria se había plantado en pista con la intención de ganar por la vía rápida pero nada más lejos de la realidas. Al primer juego en blanco, Carreño respondió con un break que inauguró una serie de cuatro seguidos. Nadie aprovechaba su oportunidad de cerrar el primer set. Tras más de una hora y cuarto de partido, el tie break decidía quien se llevaba la primera manga. No llegó a ser un súper tie break pero poco le faltó. Nishikori salvó cuatro bolas de set pero a la quinta fue la vencida para el tenista español. Carreño se llevaba el primer set.

El segundo inició de la mejor manera posible para Pablo. Aceleraron el ritmo los dos, con golpes más arriesgados que forzaban más errores que en el primer set. Eso lo aporvechó Carreño para romperle el saque al japonés a la primeras de cambio. Solo tuvo que mantener sus juegos para acabar llevándose el set. Lo consiguió aunque tuvo que sufrir para ello. El japonés tuvo hasta en tres ocasiones oportunidad para devolvera la jugada. Pero no lo logró. Carreño se adjudicaba también la segunda manga por 6-4.

Por momentos se vio un tenista japonés pasivo, andando por la pista, como si diera el partido por perdido. Para nada. Kei recuperó su mejor versión, le empezaron a netrar los golpes y el público lo reactivó con sus constantes ovaciones. El punto de inflexión fue cuando pudo devolverle el break que había conseguido Carreño para empatar la manga y mandarla al tie break a posteriori. Allí coronó su buen tercer set. Pasadas las 3 horas y cuarto de encuentro, Nishikori se adjudicaba la tercera manga por 6-7.

Empezó mal la cuarta manga para Carreño que había estado cerca en el tie break de cerrar el partido pero que veía como el japonés seguía con vida. Y de qué manera. Kei aprovechó el impulso del final del tercer set para romperle el saque en el primer juego del cuarto set. Carreño no esyvo cómodo pero logró devolverle la rotura tres juegos más tarde. Un espejísmo. Nishikori volvió a ver oportunidad de break y no la desaprovechó. Mantuvo su saque hasta el final y se adjudicó el cuarto round por 4-6.

Las dinámicas eran las que eran y tal y como al principio del encuentro el rostro de Nishikori el termómetro de lo que estaba ocurriendo en la pista, la sonrisa volvió al japonés y la mala fortuna la heredó Carrño Busta. Una nueva rotura de saque al inicio del set le condenó a ir a remolque de nuevo donde se sintió más incómodo durante todo el partido. Lo intentó una vez, dos y a la tercera fue la buena. Cuando más al límite estaba, cuando 'Nishi' sacaba para ganar, le devolvió la rotura. No se rendía tampoco el español.

Con igualdad absoluta se llegó al momento definitivo. Era hora del super 'tie-break' y el japonés consiguió levantar hasta en dos ocasiones el 'mini tie-break' que había conseguido el de Gijón. Llegó entonces la jugada polémica. Reclamó Carreño un acción al juez de silla que no concedió la repetición del punto. Muy enfadado continuó el juego pero perdió su saque y acabó cediendo en el servicio del japonés que cerró al modo de los maestros con un 'ace'. Gritando y visiblemente enfadado se marchó el asturiano que ha firmado un gran torneo.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil