Nuria Castán acaba 2ª y hace historia en el deporte español

La nieve polvo y las puntuaciones estratosféricas marcan la prueba andorrana de Freeride World Tour en Ordino Arcalís

Núria Castán ha terminado segunda
| JBERNARD

La mejor versión de Ordino Arcalís, con unas condiciones inmejorables de nieve polvo, se ha mostrado hoy en todo el Mundo. La Portella de Arcalís ha vuelto a ser la zona elegida, y la decisión ha sido un acierto: la 15 metros ha estado brillante. La prueba comenzó a las 8,30h puntual con la ventana de visibilidad que marcaban las previsiones, pero se ha tenido que parar a media mañana debido a la intensa nevada que se ha prolongado durante horas. De hecho, los riders de snowboard masculino no han podido competir por falta de visibilidad, y esta prueba será realojada y se disputará en Fieberbrunn. La prueba andorrana de Ordino Arcalís ha sido la primera de la temporada 2020 que se ha retransmitido en directo en todo el mundo.

Sport.e

Ordino Arcalís demuestra una vez más que es un destino de garantía. Aprovechando la versatilidad de la vertiente, los riders han arriesgado y han ofrecido un espectáculo que finalmente se ha visto plasmado en las puntuaciones. En la categoría de esquí hombre, se han registrado puntuaciones estratosféricas, las más altas de lo que va de temporada, superando los 90 puntos, lo que no se había dado aún durante esta temporada en ninguna de las otras pruebas. Así, el rider francés Léo Slemett vuelve a ganar la prueba de Ordino Arcalís (ya lo hizo en 2019 y en 2017) con una puntuación de 93,67 puntos. Muy cerca quedó el estadounidense Isaac Freeland, con 91,67 puntos. El tercer lugar, muy ajustado, ha sido para el sueco Kristofer Turdell, que también ha traspasado la barrera de los 90 puntos, y ha cerrado su bajada con 90,67. El español Aymar Navarro (83 puntos) ha terminado 10º, en el distinguido grupo de esquiadores que han puntuado por encima de los 80. El andorrano que ha competido con la wild card, Dani Fornell, ha terminado 16º, con 53 puntos. Una caída muy cerca de la finish line ha estropeado la gran actuación del andorrano, que ha hecho una línea muy fluida.

La gran sorpresa del día ha sido el segundo lugar de la española Núria Castán (79 puntos). La snowboarder ha salido la penúltima de su categoría y durante unos instantes se ha mantenido líder, hasta que la última corredora, la australiana Michaela Davis-Meehan (80.33 puntos) ha hecho su bajada y la ha superado. Castán es la primera mujer que consigue una medalla en la categoría élite de Freeride World Tour, si bien Aymar Navarro terminó 3º en la prueba de 2017 también en Ordino Arcalís. La tercera en categoría snowboard mujer ha sido la francesa Marion Haerty, con 75,67 puntos.

La primera categoría que ha competido ha sido esquí mujeres. A las 8.30h en punto, ha comenzado el espectáculo. La ganadora en esta categoría ha sido Hedwig Wessel, con 83 puntos, seguida de Jackie Paso, con 78,33 puntos y en tercer lugar, Elisabeth Gerritzen, con 76,67 puntos.

Finalmente la competición de snowboard hombre, que no se ha podido celebrar debido a la falta de visibilidad, se realizará en la siguiente parada prevista para la próxima semana, a Fieberbrunn. De este modo, la estación austriaca acogerá dos pruebas de esta categoría, que servirá a los riders para que sumen puntos los puntos que no han podido hacer en Arcalís.

Valoraciones

El director de Ordino Arcalís, Xabier Ajona, destacó que "el éxito de la prueba ha sido una vez más la implicación del equipo de la estación combinado con la buena sintonía existente con la organización de Freeride World Tour". Por sexta vez, "la prueba de Arcalís ha sido seguida por miles de personas de los cinco continentes que esperaban la retransmisión en directo con muchas ganas", ya que las de Japón y Canadá se hicieron en diferido. "Hemos sido capaces de demostrar nuestra valía, porque aunque somos una estación pequeña, hemos enseñado una vez más que tenemos un potencial inalcanzable, que somos garantía, y eso nos ha convertido en un referente en el mundo del freeride". Evidentemente, también hay que destacar que la meteorología ha estado de nuestra parte. Sin duda, "podemos afirmar que Freeride World Tour ha sido clave para posicionar Andorra como un país de nieve, de freeride y con una capacidad inmensa para acoger eventos deportivos de este tipo".

En la misma línea se ha posicionado el director de marketing de Grandvalira Resorts, David Ledesma, que se mostró muy satisfecho con el resultado de la prueba. "Ha valido la pena esperar las nevadas, porque la imagen que hemos dado de Andorra es espectacular, con nuestras montañas cargadas de nieve para disfrutar del esquí. Somos un destino de nieve sin igual ". Además, y en referencia a la continuidad de la prueba, ha reconocido que "esperamos poder contar con Freeride World Tour muchos más años, ya que tiene audiencias globales que nos sirven para situarnos en el mapa con un mensaje muy claro de calidad y credibilidad ". Y es que aunque la meteorología "no se puede controlar, un año más ha sido nuestra aliada". Se trata del octavo evento que acogemos en 6 años y esto se ve plasmado en un trabajo muy preciso, que hace que todo funcione a la perfección. Un año más, alabamos el trabajo de la organización y del equipo de Ordino Arcalís, que ha sido impecable "

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil