Sport.es Menú

La ilusión olímpica, motor de fondo de la temporada de invierno 2019-2020

El INEFC de Barcelona se sumergió en una aureola blanca de frío y nieve

Rider Toni Toledo y la esquiadora Núria Pau
| FCEH

Estamos a punto. Es el mensaje que más impregnó el ambiente en el acto de presentación de la temporada de invierno 2019-2020, celebrado en el INEFC de Barcelona. A punto para empezar a desenfundar los esquís, Masella ya está abierto, y no tardaran en hacerlo otras estaciones-, y a punto para afrontar un proyecto de envergadura incomparable como unos Juegos Olímpicos de Invierno.

Sport.es

“Hablamos de un proyecto olímpico que nos permite desarrollar, desde este mismo momento, el país. No podemos perder esta oportunidad porque lo tenemos todo listo. Es el sueño de todos”, enfatizaba el presidente de FGC, Ricard Font, solo empezar el acto. 

Acoger unos JJ.OO. pasa, entre otras cosas, por disponer de pistas de esquí de primer nivel, como se encargaron de destacar cuatro representantes de estaciones catalanas. “Los Juegos serán sostenibles, o no serán”, en palabras de la responsable comercial de Turismo y Montaña de FGC, Laura Vives, que puso énfasis en el impacto medioambiental. Y esto incluye, evidentemente, las pistas de esquí nórdico, que este año, algunas de ellas, cuentan con la homologación oficial internacional.   

Y un factor clave para garantizar el buen estado de salud de las pistas es la meteorología, que analizó el experimentado Alfred Rodríguez Picó: “Será un invierno dinámico, com movimiento y grandes contrastes. Por ejemplo, en el mes de febrero  nos tendremos que abrigar bastante. En general, respecto a la nieve, pinta bien”.

Unas condiciones meteorológicas que permitirán, en breve, gozar de la nieve a miles de esquiadores, algo que ya están haciendo los deportistas catalanes más destacados. Entre ellos, dos que subieron al escenario, como el rider Toni Toledo y la esquiadora Núria Pau -ambos del equipo RFEDI-, que no esconden su deseo de llegar a competir en unos Juegos celebrados en territorio catalán.

Por su parte, el presidente de la FCEH, Oscar Cruz, insistió en la necesidad de crear más instalaciones de las ya existentes, que sin duda contribuirían a unos mejores resultados deportivos. Cruz, por cierto, dedicó unas palabras en memoria de Blanca Fernández Ochoa.

Además de los deportistas que ya encarnan el presente de los deportes de invierno, también es imprescindible promocionar con acierto los deportistas que, en unos años, tendrán que coger el relevo. Y, en parte, en esto se centra el proyecto de promoción escolar que con tanto éxito llevan a cabo la SGEAF, la FCEH y otros actores.

Formado por los programas Esport Blanc Escolar (EBE) y Esports d’Hivern Barcelona (EH - BCN), el proyecto no ha parado de crecer con una valoración muy positiva por parte de las escuelas participantes. “Son programas que gustan mucho y la realidad es que nos quedamos cortos de plazas cada año. Es clave en el futuro de nuestros deportes en Catalunya”, explicaba la directora de la FCEH, Mònica Bosch.

Con una valoración global desde la óptica más institucional cerró el acto la Consellera de Presidència de la Generalitat de Catalunya, Meritxell Budó, que reiteró los criterios de sostenibilidad que deben marcar la candidatura olímpica Pirineus - Barcelona. “Queremos situar el Pirineo en el mapa mundial, y por ello debemos poder presentar una oferta atractiva y de calidad que se prolongue los 365 días del año”, explicó.  

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil