Sport.es Menú

Dos días de aventura en Grandvalira

La estación andorrana tiene todo lo necesario para pasar un par de días de impacto

La estación andorrana tiene todo lo necesario para pasar un par de días de impacto
| Grandvalira

Grandvalira es una estación para todos. Tiene una oferta tan amplia que todo el mundo puede encontrar su plan perfecto. Y los que disfrutan de las experiencias más extremas en Grandvalira tienen su escapada ideal. Si solo se cuenta con un par de días, en la estación se puede organizar un plan de lo más sugerente para los que buscan la adrenalina en la nieve.

Sport.es

Nada más llegar a la estación, hay que probar el heliesquí, una modalidad que consiste en esquiar por las zonas más salvajes, subiendo en helicóptero hasta las cimas de las montañas para bajar después esquiando. Aquellos que lo prueban por primera vez pueden optar por el Heliesquí en Grandvalira, que consiste en dos bajadas con guía en el valle de Canillo (saliendo a 2.760 metros de altitud), mientras que los que ya dominan la disciplina pueden aventurarse con experiencias de 4 o 6 subidas en las que podrán llegar hasta los 4.500 metros de desnivel acumulado.

Para reponer fuerzas después de una mañana de lo más adrenalínica, nada mejor que un buen almuerzo en el refugio del Llac de Pessons, en el sector Grau Roig. Situado a 2.307 metros de altura, este restaurante con más de 25 años de experiencia en cocina pirenaica tradicional de montaña es un regalo para el paladar, pero también para la vista, pues está frente a uno de los lugares más bellos de Grandvalira, el lago helado de Pessons.

Después de degustar los sabrosos platos del refugio, los amantes de la velocidad pueden pasar la tarde montados en moto de nieve para recorrer los bosques de Grandvalira en el sector Grau Roig. Una actividad que ahora también se puede disfrutar cuando cae la noche.

Pero, para acabar la jornada, lo que es ya un clásico en la estación es ver cómo anochece desde una terraza, con una copa en la mano y disfrutando de la mejor música. Al más puro estilo alpino. Dos propuestas de après-ski en Grandvalira son L’Abarset, en el sector El Tarter y que cuenta con un programa semanal de DJs de renombre internacional, y L’Après Amélie, en la terraza del Funicamp, una nueva apuesta que destaca por sus performances y una espectacular carta de cócteles.

Grandvalira también ofrece la posibilidad de alojarse en la estación de la mano de Epic Andorra, que presenta una serie de experiencias únicas que incluyen alojamiento, cena y desayuno, siempre de la mano de una actividad de montaña.  Por ejemplo, en la Cabana Piolets, situada al pie del Montmalús y que simula una cabaña en un árbol con todo tipo de lujos.

Ya al día siguiente, antes de pasar la mañana esquiando en las pistas de Grandvalira, ¿qué mejor que un aperitivo con la mejor música de nuestros DJ’s en la terraza de Veuve Cliquot y más tarde estrenando el nuevo restaurante Wine & Meat Bar by Jean Leon degustando un corte de carne de vaca Txogitxu, de beef Wagyu o de ternera ecológica de Cal Tomàs acompañadas de una gran variedad de vinos?

Para esquiar, Grandvalira cuenta con opciones para todos, pero los más aventureros, pueden inclinarse por la apuesta más extrema de la estación, el freestyle y el freeride. La estación andorrana dispone de una de las ofertas más completas del sur de Europa, gracias a los 3 snowparks accesibles para todos los públicos y niveles y en las diversas escuelas de formación para iniciarse en estas dos disciplinas. Destaca el Snowpark El Tarter con un trazado profesional que lo convierte en el escenario habitual de grandes competiciones deportivas, como la Total Fight Masters of Freestyle o la SLVSH, una competición de freeski que se disputa… ¡en las redes sociales!

Y para reponer fuerzas y no perder ni un segundo para disfrutar de la nieve, Grandvalira cuenta con una amplia oferta de restaurantes fast & good food, concebidos para dar un servicio rápido de comida a los esquiadores que quieren aprovechar al máximo su jornada de esquí. Ya sea un bocadillo en Frankfurt Gourmet en los sectores de El Tarter i Soldeu o una buena hamburguesa en el nuevo Burguer Brothers del sector Grau Roig.

¿Una experiencia que no hay que perderse? Bajar por la pista nocturna de Grandvalira. La pista de esquí de La Solana/Tubs se ilumina cuando anochece y se abre el telesilla hasta las 20h, siempre que las condiciones meteorológicas lo permitan. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil