Menú

El 'boardercross' español prepara los Juegos de Corea

El equipo español logró el domingo un gran éxito de Lucas Eguibar y Regino Hernández en Austria

Este lunes parte hacia Cervino (Italia), donde se reanuda la Copa del Mundo

Lucas Eguibar, en acción
Lucas Eguibar, en acción | efe

Tras brillar en la estación austriaca de Silvretta-Montafon (Vorarlberg), el equipo español de boardercross de snowboard, que el domingo logró un sensacional triunfo gracias a Lucas Eguibar y a Regino Hernández, subcampeones del mundo en los Mundiales de Sierra Nevada, parte este lunes hacia Cervinia (Italia), donde esta semana se reanudará la Copa del Mundo.

EFE

Encabezado por el italiano Simone Malusa -sustituto en el cargo de seleccionador del fallecido Israel Planas-, el equipo español, que también integra Laro Herrero, parte este lunes hacia Cervinia, que alberga el viernes la última prueba de este año, pensando en los Juegos Olímipicos de PyeongChang (Corea del Sur), el próximo mes de febrero, en los que el boardercross español tendrá mucho que decir.

El vasco Eguibar -ganador de la Copa del Mundo hace tres campañas y asimismo subcampeón del mundo individual- y el ceutí de la federación andaluza -que al igual que el anterior fue olímpico en Sochi (Rusia) y, además, lo fue cuatro años antes en Vancouver 2010 (Canadá)- cerraron a lo grande en Austria un fin de semana que arrancó sin suerte, en las pruebas del sábado, que ganaron el australiano Jarred Hugues y la italiana Michela Moioli.

Ambos reaccionaron en pocas horas y repitieron el triunfo logrado hace un año en esta estación, al ganar por delante de los ídolos locales, Alessandro Hämmerle y Markus Schairer (naturales de Vorarlberg, región en la que se encuentra la bella Silvretta) y de la pareja gala, integrada por Merlin Surget y Pierre Vaultier, actual campeón olímpico y mundial; y ganador del último Globo de Cristal.

La prueba por equipos de boardercross -disciplina en la que los contendientes se enfrentan en series de cuatro en cuatro (que en Juegos serán de seis en seis), en un circuito con saltos, obstáculos (módulos) y curvas peraltadas- no figura en el calendario olímpico (presumiblemente estará en 2022, en China). Pero tanto Lucas, nacido hace 23 años en San Sebastián, como Regino -de 26- contarán entre los candidatos a medalla en los Juegos de PyeongChang, para los que aún tendrá que clasificarse el cántabro Herrero, que se quedó fuera de la prueba del sábado por una sola centésima: la que le faltó para pasar el corte de los mejores 32 en la calificación del viernes.

Malusa, conocido ambientes deportivos como 'Mauser' que se encontró un equipo roto por el shock que supuso el fallecimiento de Planas, explicó a EFE en Tschagguns, donde el equipo español mantuvo su cuartel general durante las pruebas de Montafon, que ya lo tiene "al ochenta por ciento" del punto en el que lo quiere ver.

"El objetivo para Laro es ir a los Juegos. Le falta un paso pequeño para estar clasificado para Corea. Físicamente está bien. Pero él sabe que aún tiene que lograr ese resultado que lo lleve a los Juegos. Ha trabajado bien y en algunos entrenamientos no estaba tan lejos de los mejores. Es un gran trabajador y tiene calidad, pero le falta algo de confianza en sí mismo", comentó.

"Todos sabemos que Regino tiene un potencial enorme. Lleva un sexto, un séptimo, un doce y un once, en las pruebas de Copa del Mundo disputadas hasta ahora. Se le nota cada vez con más confianza. Le falta un poco de trabajo físico, pero en febrero estará mucho mejor. Con un poco más de trabajo, puede explotar del todo en cualquier momento", explicó a Efe el técnico italiano.

"Y 'Luki' es la estrella. Trabaja muchísimo y, sobre todo, tiene una visión de la carrera que me hace afirmar incluso que, en esa faceta, pueda ser, incluso, el mejor del mundo. En pocos segundos toma decisiones como dónde adelantar, a quién, en qué momento...".

"Tiene una idea de la trayectoria en pista, de dónde ir, dónde cortar, dónde esperar... que casi ninguno tiene. Pero si la pista está lenta, con nieve blanda, ahí aún tiene problemas. Le va mejor la nieve dura y la velocidad. Pero tanto en el aspecto físico, como psicológico, a 'Luki' lo veo a tope", comentó Malusa, que con miras a los Juegos "no" firma un bronce, porque cree que siempre hay que apuntar "a lo más alto".

"La pista de los Juegos Olímpicos será gigante, nueva, larga, ancha... nunca hemos visto algo así. La pista es la misma, la línea es idéntica a la de la Copa del Mundo del año pasado; pero todo es mucho más grande, supongo que estará bien construida", opinó.

"Y realmente creo que podemos estar en la final. Luego, influirán las condiciones de la pista en sí; y otras como el viento, que allí suele hacer mucho. Pero creo que nosotros estaremos en la pelea con los australianos, con algunos italianos y con los estadounidenses, que son los más fuertes. No firmo un bronce, me gusta perseguir un sueño y pensar siempre en el objetivo más alto posible", indicó Simone Malusa, antes de que el equipo partiese hacia Italia.

Hacia Cervinia -donde el miércoles habrá entrenamientos, el jueves calificación y el viernes se competirá, a pies del majestuoso Matterhorn- salen este lunes los tres 'guerreros' más el italiano Luca Trionte, el preparador de unas tablas que el domingo "iban híper-rápidas", según indicó a Efe Regino tras ganar junto a 'Luki' en Montafon, donde Laro participó de su victoria al enviarles referencias por radio durante la competición.

El catalán Alex Martin, segundo entrenador, y el fisioterapeuta aragonés de origen polaco Mateo Szul también estarán en Cervinia, donde entrarán líderes de la Copa del Mundo el australiano Alex Pullin y la estadounidense Lindsey Jacobellis, que en Montafon tuvieron actuaciones muy alejadas de lo esperado. En una disciplina en la que la suerte también influye sobre el talento.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil