Aymar Navarro homenajea a montañas del Vall d´Aran en un esquí Atomic diseñado por él

Navarro y Atomic presentan un esquí diseñado por el rider aranés para celebrar su décima temporada esquiando juntos

El esquí recoge los símbolos y momentos más importantes de la vida del esquiador

Aymar Navarro homenajea a montañas del Vall d´Aran en un esquí Atomic diseñado por él
Aymar Navarro lució los esquís en Baqueira Beret durante la prueba inaugural del Freeride World Tour | Atomic

Miguel Centeno

Desde su primera prueba en Ordino-Arcalís hace seis años, Aymar Navarro ha conseguido 2 podios y 2 clasificaciones para las finales de Verbier. Este año, el rider compitió en Baqueira Beret, la estación que lo vio crecer, durante la prueba inaugural del Freeride World Tour. En una ocasión tan especial, Atomic ha querido darle lo que él ha calificado como “un recuerdo para toda la vida”: un esquí personalizado con el que celebran 10 años esquiando juntos. “Los esquís me han dado mucho, llevo toda una vida sobre ellos. Por eso, esto es un regalo para mí”, dice Navarro.

“La idea de diseñar un esquí con Aymar surgió en una reunión de trabajo. El equipo de marketing acababa de pasar unos días en la fábrica de Atomic de Altenmarkt, Austria, viendo todo el proceso de fabricación: creación de prototipos, selección de materiales, diseño, construcción… y pensamos ¿por qué no le proponemos a Aymar hacer algo así? Desde que se lo comentamos no ha parado de trabajar en el proyecto. La verdad es que da gusto ver la dedicación que tiene por este deporte y su tierra”, dice Irati Querejeta, la responsable de marketing de Atomic en España.

El esquí elegido fue un Backland 117, el modelo diseñado para esquiadores como él que viven por y para descensos rápidos y líneas aventureras en nieve profunda con un estilo agresivo.

Con la ayuda de Jana Alonso, ilustradora del Valle de Arán, Navarro trató de recoger sus mejores experiencias y vivencias de esquí, así como las montañas y personas que ha conocido gracias a este deporte en unas tablas bonitas y elegantes. “El esquí tiene varios símbolos importantes para mí. Por un lado, el cóndor de Sudamérica, mi segunda casa. Por otro lado, las cuatro montañas o coronas más importantes del Valle de Arán para mí: Sarrahèra, Maubèrme, Forcanada y Talhada. Y, por último, el jabalí, el animal que representa mi pueblo, Les, y el mote por el que me conocen en el Freeride World Tour”.

Según la ilustradora encargada de plasmar todas estas ideas, la exigencia de Aymar ha sido clave en el éxito del diseño del esquí. “La parte de las montañas no fue nada fácil de dibujar. Aymar me pasó fotos de diferentes ángulos de los picos que quería en el esquí. A partir de aquí, todo fue ensayo y error hasta conseguir que fueran reconocibles a primera vista. De todas formas, sin duda alguna esta es la parte que más me gusta del diseño. Realmente ha merecido la pena después de todo el tiempo invertido”.

Tras un largo mes de trabajo, el atleta confiesa estar muy contento con el resultado final. “Como rider, esto es lo máximo para mí. Creo que el poder tener unos esquís diseñados por ti mismo es el sueño de cualquier esquiador. Utilizarlos en el mundial, en mi casa… poco más puedo pedir”, dice.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil