Washington puede con Brady y sus Buccaneers

Brady fue interceptado dos veces en sus primeros seis pases y su equipo suma su segunda derrota consecutiva

Green Bay Packers volvieron a ganar, al superar 17-0 a los Seattle Seahawks

Tampa Bay no pudo con Washington.
Tampa Bay no pudo con Washington. | Twitter NFL

EFE

El mariscal de campo estelar Tom Brady volvió a perder la magia y fue interceptado en dos ocasiones por Washington, que venció este domingo 29-19 a los Buccaneers de Tampa Bay.

Brady, desesperado, puso sus manos en las rodillas y miró hacia el campo después de su segunda interceptación en el primer cuarto.

Las cosas empeoraron porque la defensa no pudo salir del campo al final del cuarto con la oportunidad de sacar a los campeones de su mal inicio.

Brady fue interceptado dos veces en sus primeros seis pases, y los Buccaneers tuvieron una serie de 19 jugadas que mató el reloj y que selló el triunfo sorpresivo de Washington.

Para los Buccaneers (3-6) de Brady es su segunda derrota consecutiva.

El mariscal de campo al que varios jugadores de Washington se refirieren como el mejor, esta vez tuvo un mal juego nuevamente.

Brady terminó con 23 de 34 pases para 220 yardas y dos pases de touchdown, pero lanzó dos interceptaciones, igual que durante la derrota en Nueva Orleans hace dos semanas.

Las interceptaciones a Brady, una de las manos del novato Jaelon Darden y otro lanzamiento inexplicable que fue atrapado por el profundo de Washington Bobby McCain, desarticuló la mejor ofensiva anotadora y de pases de la NFL, que no tuvo touchdown en la primera mitad por quinta vez en las pasadas dos temporadas.

Aturdido toda la tarde por la defensa de Washington, Brady se recuperó en la segunda mitad para lanzar pases de touchdown a Cameron Brate y Mike Evans.

Pero la defensiva de Tampa Bay no pudo detener la ofensiva de Washington en la última serie que agotó el reloj.

El mariscal de campo Aaron Rodgers volvió a la acción y los Green Bay Packers volvieron a ganar, al superar 17-0 a los Seattle Seahawks.

A.J. Dillon corrió para dos touchdowns en el último cuarto y Green Bay venció a los Seahawks cuando Rodgers regresó después de perderse un juego debido a que dio positivo al COVID-19.

Mientras que Seattle no pudo hacer ni un punto por primera vez en una década.

Green Bay registró su primera blanqueada desde una victoria por 22-0 sobre los Buffalo Bills el 30 de septiembre de 2018, mientras que los Seahawks no habían sido blanqueados desde que cayeron 0-24 ante los Pittsburgh Steelers el 18 de septiembre de 2011.

Una semana después de que su prueba positiva lo llevó a quedarse fuera en una derrota por 7-13 en Kansas City, Rodgers completó 23 de 37 pases para 292 yardas y una interceptación en la zona de anotación en el tercer cuarto cuando los Packers (8-2) ganaron por octava vez en los últimos nueve partidos.

Rodgers no practicó en toda la semana y fue autorizado para jugar el sábado bajo los protocolos de la NFL para jugadores no vacunados.

El tres veces Jugador Más Valioso dijo antes del inicio de la temporada que estaba "inmunizado".

Después de su prueba positiva, detalló en una entrevista de radio sus razones para buscar alternativas a la vacunación y su escepticismo sobre la efectividad de las inyecciones.

Rodgers luego se disculpó por la declaración engañosa sobre su estado de vacunación.

Aunque no estuvo en su mejor momento, con él los Packers (8-2) se encuentran entre los mejores equipos de la Conferencia Nacional y son serios contendientes al Super Bowl.

Por los Seahawks, su quarterback, Russell Wilson, tuvo problemas en su regreso después de perderse tres juegos por una lesión en el dedo medio de la mano que lanza que requirió cirugía. Completó 20 de 40 para 161 yardas con dos interceptaciones.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil