La Superbowl, a un paso para estos quarterbacks

La Superbowl, a un paso para estos quarterbacks

Cuatro franquicias ya buscan su pase a la Superbowl
Cuatro franquicias ya buscan su pase a la Superbowl | SPORT

La gran final espera para dos de los cuatro equipos que disputan las finales de conferencia este fin de semana

Los quarterbacks de las cuatro franquicias sueñan ya con el anillo de campeón de la NFL

La Superbowl, el paso previo a la gloria más absoluta del futbol americano, ya espera finalistas para el próximo 14 de febrero, fecha en que se celebrará la gran cita en el State Farm Stadium de Arizona, feudo de los Cardinals. Analizamos las narrativas de los 4 quarterbacks que restan en estos playoffs de la NFL.

JALEN HURTS, CORAZÓN DE GUERRERO

Philadelphia Eagles ha aprobado con sobresaliente el examen al que se sometía esta temporada, y gran parte de culpa la tiene su mariscal de campo, Jalen Hurts, un año de redención para él. Había ciertas duda sobre la capacidad del ex de Oklahoma para liderar una ofensiva con talento a raudales, pero Hurts se ha encargado de acallar a los escépticos con una temporada digna de la élite de los quarterbacks.

Jalen ha sido el décimo en yardas aéreas (3701), vigesimoprimero en touchdowns de pase (22) y el cuarto en QB rating (66.3) en la campaña regular, y fue capaz de trasladar este nivel también en playoffs. El quarterback llegó ciertamente renqueante al encuentro ante Giants por unos dolores de hombro que arrastraba desde la semana 16 de competición, pero en el duelo de ronda divisional lo vimos al máximo nivel.

Pasó para 154 yardas y dos touchdowns vía aérea, mientras que corrió para otras 34 yardas y una anotación. Hurts aprovecha a las mil maravillas el ecosistema que tiene a su alrededor. Cuenta con la mejor línea ofensiva de la liga, una de las mejores parejas de receptores, y tiene detrás suyo uno de los backfields más eficientes de la NFL, con Miles Sanders y Gainwell.

El quarterback sabe que puede dominar el juego a través de muchas facetas diferentes, y gracias al buen hacer de Nick Sirianni  en el banquillo, ya se han convertido en una de las mejores parejas head coach-quarterback de la liga.

Los Eagles, si consiguen vencer a 49ers en la final de la Conferencia Nacional. certificarán su pase a la Superbowl, donde ya salieron campeones por última vez en 2017-2018 de la mano de Nick Foles y el ahora entrenador de Jaguars Doug Pederson.

JOE BURROW, EL HEREDERO DEL TRONO

Poco más podemos decir de Joe Burrow. Sin tener (quizás) el brazo de Josh Allen o la abrumadora rapidez de piernas de Jalen Hurts, es un robot cuando clava sus pies en el pocket. Lo más parecido que hemos visto de Tom Brady en cuanto a mentalidad ganadora.

En su tercer año en la liga, Burrow parece que lleve más de una década en la NFL, y lo demostró ante Buffalo Bills en el gélido HighMark Stadium el pasado domingo.

Es según ProFootballFocus el quarterback con mejor rating ofensivo (86.6) y el mejor rating de pase(84.7) en lo que llevamos de postemporada, y las sensaciones en el campo son inmejorables. La mejor notícia para el de Cincinnati es el buen hacer de su línea ofensiva pese a las bajas, y es que ante una de las mejores defensivas ante el pass rush como Bills, la línea de protección de Bengals respondió y con creces.

Su conexión con Ja’Marr Chase, compañeros ya en LSU, mejora al paso de los partidos, al mismo tiempo que lo hace con otros jugadores como Higgins, Hurst o Mixon.

Burrow ya fue el gran protagonista de una de las apariciones más sorpresivas de la historia de las Superbowl el año pasado, derrotando a Patrick Mahomes en la final de la Americana, partido que tendrá una reedición este próximo sábado.

Ya es un quarterback Top 3 de la NFL (el más carismático, eso si) , y ansía volver a repetir final, pero esta vez con resultado diferente. ¿Qué mejor para el legado de Burrow que llegar a la Superbowl en dos de sus primeras temporadas como profesional?  El rival a batir para cumplir esto no será fácil, un tal Patrick Mahomes.

BROCK PURDY, HISTORIA SIN PRECEDENTES

La historia de ‘Mr Irrelevant’ ya es toda una realidad. Los San Francisco 49ers son equipo de final de conferencia y están a tan solo dos victorias de conseguir una de las mayores hazañas del deporte norteamericano.

Ningún jugador seleccionado en la última posición del draft había incluso completado un pase adelante en un terreno de juego NFL. Brock Purdy, ha lanzado al parecer más de un lanzamiento. El rookie acumula 1374 yardas de pase, trece touchdowns y tan solo cuatro intercepciones.

Desde que sustituyó a Garoppolo en la semana 13 de competición, el ex de Iowa State posee uno de los mejores quarterbacks ratings de la liga, y sus sensaciones son las de un jugador que estaba más que preparado para la oportunidad de su vida. Tuvo una difícil primera parte ante la línea defensiva de Cowboys, pero todo el equipo sacó su mejor versión en los últimos 30 minutos de encuentro.

Purdy encuentra con facilidad a jugadores como McCaffrey o Deebo Samuel en jugadas pantalla o en rutas cortas, pero es capaz de sacar a pasear el brazo cuando los linebackers rivales dejan vacías sus espaldas. Ahí es donde conecta con George Kittle en momentos cruciales de los encuentros, y quarterback y tight end están formando una conexión que apunta a lo más alto.

La narrativa de Purdy no tiene precedentes. Ya es histórico lo que ha conseguido hasta el momento, pero si lidera a 49ers hacia la victoria ante Eagles y alcanza la Superbowl, nadie podrá olvidarse de su nombre.

Philadelphia es el equipo que más presión genera desde su línea defensiva y posee una de las mejores secundarias de la competición, así que no será una tarea fácil para los de la Bahía. Pero Brock Purdy no se ha caracterizado por hacer cosas normales desde que debutó, así que tiene motivos de sobra para soñar.

PATRICK MAHOMES, EL MVP

Incluso sin Tyreek Hill, con un cuerpo de wide receivers mediocre y una unidad defensiva irregular en momentos importantes, seguimos hablando de los Kansas City Chiefs de Patrick Mahomes como uno de los cuatro mejores equipos de la NFL. Los Chiefs han alcanzado la final de la Americana en las cinco temporadas en las que Mahomes es el quarterback titular del equipo.

La influencia del mariscal de campo en su franquicia, con todo el respeto para Travis Kelce, es prácticamente omnipresente. Sin Mahomes es un equipo de dimensiones completamente diferentes, motivo que quedó más que evidente en el encuentro divisional ante Jaguars.

El quarterback tuvo que jugar cojeando tras ver como un hombre de línea rival caía con todo el peso de su cuerpo en su tobillo derecho, y pese a que los resultados de Rayos X han salido negativos, algunas fuentes afirman que Mahomes tendrá que jugar ante Bengals con un esguince de grado uno. 

Mahomes ha sido el MVP de la temporada regular, y su aportación al fútbol americano ya será recordado para toda la historia. Se coronó campeón de la Superbowl con Kansas en 2020, un hito que tratará de repetir este curso, pero tendrá que superar a su bestia negra en la final de conferencia para hacerlo.

Temas