Sport.es Menú

Los Patriots conquistan su sexto Vince Lombardi

Segunda derrota en la final de los Rams ante los Patriots

El único touchdown del partido no llegó hasta el último cuarto

 Los Patriots vencieron a los Rams por 13 - 3 | Perform

Hay un dicho en el deporte norteamericano que dice: "Las ofensivas ganan partidos, pero las defensivas ganan campeonatos", Esa fue la gran historia de la Super Bowl LIII. Al final, la mejor defensa fue la que triunfó. En el fútbol americano, el equipo tiene todo el crédito del mundo, pero el arquitecto siempre es el coordinador.  En este caso, el arquitecto fue el coordinador de ascendencia hondureña, Brian Flores, quien planeó un esquema increíble para neutralizar a la segunda mejor ofensiva de la NFL. El joven de Brooklyn cuyos padres son de San Pedro Sula, dio cátedra defensiva en el partido más importante del fútbol americano. 

Sport.es

Super Bowl

Esta actuación impresionante le dio la victoria más amplia en su historia a los New England Patriots al derrotar a Los Angeles Rams 13-3 en el Mercedes-Benz Stadium de la ciudad de Atlanta, en lo que fue la Super Bowl con menos puntos anotados en la historia, superando a los invictos Miami Dolphins de 1973 que anotaron 14puntos en su victoria contra los Washington Redskins.

El factor defensivo

La defensiva de los Patriots no permitió que los Rams se acercaran a la zona de anotación.  En todo el partido, lo más cerca que llegaron fue a la yarda 27. En el marcador se vio la diferencia también ya que apenas permitieron tres puntos. El último equipo en solamente llegar a anotar esa cantidad fueron los Miami Dolphins en 1972 contra los Dallas Cowboys. 

En la primera serie ofensiva del juego, los Patriots ejecutaron cinco corridas seguidas y estaban aplastando a los Rams, pero en el primer pase que lanzó Tom Brady fue desviado y el apoyador Cory Littleton lo interceptó. Los Rams no pudieron contestar con una serie que terminó con tres jugadas sin conseguir la primera oportunidad.

En ese cuarto, los Patriots acumularon 122 yardas a comparación de 22 de los Rams, pero no pudieron anotar debido a que Stephen Gostkowski falló un gol de campo de 46.

Los Rams permitieron mucho más a los Patriots, pero en varios sectores del emparrillado, cerraron la defensiva y no permitieron que el ataque de Brady se acercaran a la zona profunda. Dont'a Hightower fue una de las figuras de la defensiva, ya que el apoyador de New England consiguió dos tackles y dos capturas claves que terminaron con las ofensivas de los Rams.

Gostkowski tuvo su revancha en el segundo cuarto cuando acertó de 42 yardas para abrir el marcador cuando faltaban 10 minutos y medio por jugar en el segundo cuarto. 

En la primera mitad del partido, las defensivas fueron las protagonistas. Las dos unidades presionaron a Tom Brady y Jared Goff.  La defensiva de los Patriots no permitió que Goff operara de manera usual. La actuación de la defensiva de los Patriots forzó que los Rams despejaran y concedieran posesión en ocho series consecutivas, algo inédito en la historia de las Super Bowls. Para los Rams también fue la primera vez que un equipo no le permitió anotar puntos en la primera mitad desde el arribo de Sean McVay como entrenador en jefe.

Los Rams empataron el partido con un gol de campo de 52 yardas de Greg Zuerlein faltando 2:25 por jugar en el tercer cuarto. 

Jared Goff terminó la noche siendo perseguido, presionado y aun así pudo completar 19 de 38 pases para 229 yardas y lanzó una intercepción.

La jerarquía

El cuarto periodo fue la continuación de lo que se vio durante todo el partido hasta que New England consiguió el ovoide faltando ocho minutos.  Esta serie fue la que cambió la perspectiva del juego, ya que los Patriots marcharon 69 yardas en cinco jugadas para finalizarla con corrida de dos yardas de Sony Michel para darles ventaja de 10-3. La jugada clave en esa serie fue un pase de Brady para Rob Gronkowski de 29 yardas que lo dejó todo preparado para Michel.

Los Rams buscaron contestar, pero en primera oportunidad desde la yarda 27, el pase profundo de Goff fue interceptado por Stephon Gilmore. Al retomar el balón, New England siguió con su ataque terrestre forzando a los Rams que parar el reloj usando sus tiempos muertos. Fue pragmático y eficaz en esa última serie que culminó en gol de campo de 41 yardas que liquidó el cotejo.

Brady no tuvo el mismo protagonismo que en versiones anteriores al completar 21 de 35 pases para 262 yardas y una intercepción. Pero el jugador más valioso de la Super Bowl fue el receptor Julian Edelman al realizar 10 recepciones para 141 yardas.  En el juego terrestre, el corredor Sony Michel terminó con 94 yardas y anotó el único touchdown del partido. 

Pero quien se llevó todos los aplausos fue la defensiva, que con su actuación dejó perplejos a los Rams para conseguir su sexto trofeo Vince Lombardi, empatando a los Pittsburgh Steelers como los más ganadores de todos los tiempos.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil