Ricky Rubio alza la voz ante el racismo:

"Deberíamos ponernos mucho más en el lugar de los otros. Lo bonito del mundo es su diversidad al pensar y vivir: esa es la magia".

El base de El Masnou presentó una nueva iniciativa en la lucha contra el cáncer en el Hospital Can Ruti

Ricky Rubio alza la voz ante el racismo: La magia del mundo es su diversidad | EFE

El jugador de los Phoenix Suns, Ricky Rubio mostró este martes su apoyo a las reivindicaciones del movimiento Black Lives Matter y alzó su voz contra el racismo: "Deberíamos ponernos mucho más en el lugar de los otros. Lo bonito del mundo es su diversidad al pensar y vivir: esa es la magia".

Rubio aplaudió a los deportistas que están "utilizando su voz y reconocimiento por una buena causa" y aseguró que le gustaría estar ahí -estos días se encuentra en El Masnou (Barcelona), su pueblo natal- para mostrar su apoyo a las reivindicaciones de la población negra tras el asesinato de George Floyd a manos de un policía.

"Mucha gente cree que no hay para tanto, pero es la sociedad la que ha asumido como normal algo que no lo es. Es una situación muy complicada, con mucha gente cansada de vivir situaciones incómodas solo por su color de piel", señaló.

El jugador de los Suns puso como ejemplo lo vivido durante esta pandemia para encarar el futuro y poner fin al racismo: "Hemos podido ver que sólo con la unión podremos salir de ésta".

Lucha contra el cáncer

La fundación del jugador de baloncesto Ricky Rubio, la farmacéutica Novartis y el Instituto Catalán de Oncología (ICO) proyectan una nueva sala de espera para enfermos oncológicos, en este caso en el hospital de Can Ruti de Badalona (Barcelona), que busca "humanizar" esta difícil experiencia.

La fundación de Rubio ya cofinanció una sala para pacientes oncológicos y sus familias, inaugurada a finales del año pasado en el Hospital Universitario Dexeus, y ahora prosigue en esta tarea al colaborar en este nuevo proyecto, que quiere "contribuir a la humanización de los espacios destinados a pacientes oncológicos y sus familiares".

El jugador catalán, campeón del mundo con la selección española, perdió a su madre a causa de un cáncer y desde entonces está implicado en proyectos relacionados con esta enfermedad.

La iniciativa se ha anunciado este martes en rueda de prensa telemática, si bien no se espera que la sala se materialice hasta dentro de más de un año.

En cualquier caso, el objetivo es hacer en el centro del ICO en Badalona una sala de espera para pacientes oncológicos "muy necesaria", que "humanice" los difíciles momentos que pasan los pacientes en el hospital, frecuentemente bajo luz tenue y tristes paredes blancas.

"Si el ambiente tiende a ser negativo es mucho peor" para el tratamiento del paciente, ha relatado Rubio, que ha recordado cómo mejoró la salud de su madre cuando, estando enferma, recibió una visita sorpresa de su hijo, que viajó desde los Estados Unidos para pasar unos días junto a ella.

En palabras de la directora general del ICO, la doctora Candela Calle, la voluntad es amenizar los tiempos de espera con "un espacio más lúdico" y coloreado, de forma que el entorno esté "más humanizado y sea más amable" y, en él, las familias puedan sentirse "seguras" y "más acompañadas" a nivel emocional.

Todavía no se ha diseñado el espacio, ha ahondado Calle a preguntas de los periodistas, pero la voluntad es hacer "algo verdaderamente singular", que sea "diferente".

El ICO trabaja con "una mirada absolutamente integral" en la atención al paciente oncológico, en la que es fundamental el aspecto "biopsicosocial" que quiere aportar Rubio.

Así, "que Ricky sea la cara amable del proyecto es muy importante", dado que este jugador "aglutina los valores" que tienen también los profesionales del ICO.

El director general de Novartis Oncology, José Marcilla, ha dicho a su vez que la alianza a tres bandas alcanzada se resume en tres valores: trabajo en equipo, esfuerzo y compromiso.

También ha apuntado que "la humanización es fundamental" para enfrentar las enfermedades y ha señalado que, en su opinión, "uno de los grandes retos del futuro es conseguir que la digitalización contribuya a la humanización y no a la automatización".

Durante su intervención, Rubio ha recordado la figura de Luca de la Vega, un niño tratado de cáncer -que ahora ya ha superado- con el que el alero del Masnou entró en contacto, al que ofreció apoyo motivacional a través de mensajes y videoconferencia y a quien incluso invitó a presenciar un partido de la NBA en EEUU.

Para Rubio, el caso de Luca ejemplifica cómo hay que tratar de enfrentar las enfermedades: "Me dio una lección de vida. No es justo que deba pasar por eso un niño de 12 años. Pero aun así, en vez de quedarse en casa y estar triste quería demostrar que podía hacer muchas cosas".

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil