La NBA presenta a la nueva clase del Hall of Fame

Paul Pierce, Chris Webber, Toni Kukoc y Chris Bosh lideran a la remesa del 2021

Ben Wallace se ha convertido en el primer jugador no drafteado en formar parte del prestigioso club

Paul Pierce, en una imagen de archivo
Paul Pierce, en una imagen de archivo | Reuters

Jordi Pozo

La nueva clase del Salón de la Fama ya es historia del baloncesto americano. El Naismith Memorial Basketball Hall of Fame recibió a 16 nuevos miembros durante la noche del sábado al domingo, la remesa más grande de la historia. La clase del 2021 está formada por los jugadores Paul Pierce, Ben Wallace, Toni Kukoc, Chris Bosh y Chris Webber; los entrenadores Bill Russell, Jay Wright, Rick Adelman y Cotton Fitzsimmons; la dos veces medallista olímpica, Yolanda Griffith; la primera presidenta de la WNBA, Val Ackerman; el pionero en scouting, Howard Garfinkel; y los históricos ex jugadores y jugadora, Clarence ‘Fats’ Jenkins, Bob Dandridge y Pearl Moore.

'The Truth', la leyenda verde

Paul Pierce ha sido incluido en el Hall of Fame en su primer año de elegibilidad, algo poco común para el resto pero que no sorprende en el caso de 'The Truth'. El alero es una leyenda de la NBA, con una carrera gloriosa, reflejada en sus estadísticas y en sus logros. Pierce promedió 19,7 puntos, 5,6 rebotes y 3,5 asistencias en sus 1343 partidos, es el segundo máximo anotador de la historia de los Boston Celtics, fue 10 veces All-Star y tocó el cielo ganando el anillo en 2008, siendo el MVP de las Finales.

Chris Bosh, la estrella que pudo haber sido más

La carrera de Chris Bosh es una historia de sabor agridulce. El ala-pívot americano fue durante más de una década uno de los mejores jugadores de la liga. Un adelantado a su tiempo que ejerció de capitán general en Toronto y de complemento ideal en Miami, lugar que le hizo ser campeón. Bosh promedió 19,2 puntos y 8,5 rebotes en sus 835 partidos en la NBA, fue 11 veces All-Star y dos veces campeón con Lebron y Wade en 'Vice City', antes de que una enfermedad que afectaba a sus pulmones, en los que le aparecían coágulos de sangre, forzara su retirada y su gloriosa carrera, reconocida con creces con su entrada al Hall of Fame 2021.

Chris Webber, el '20-10' sin anillo

Hay jugadores en la NBA que son máquinas de producir estadísticas. Chris Webber era uno de ellos, uno de esos ala-pívots (como Elton Brand o el propio Chris Bosh) que pertenecían al selecto club del doble-doble, del '20-10'. La leyenda de los Kings promedió 20,7 puntos y 9,8 rebotes en 831 partidos y fue elegido cinco veces All Star, pero no consiguió hacer de su equipo un conjunto campeón, algo que sí hicieron el resto de jugadores de la clase del Hall of Fame 2021.

Toni Kukoc, el reconocimiento a lo extraordinario

Toni Kukoc era uno de esos talentos naturales, esas personas diseñadas al detalle para jugar al baloncesto. Al verlo jugar te enamorabas del deporte y Chicago se enamoró de él. Tras una época gloriosa, con Michael Jordan en su zénit, Kukoc cogió las riendas de los Bulls para demostrar que no era un jugador más, que su carrera en la NBA solo acababa de empezar. El croata fue tres veces campeón de la NBA y promedió 11,6 puntos, 4,2 rebotes y 3,7 asistencias en 846 encuentros, en los que el público tuvo la fortuna de verlo jugar.

Ben Wallace, el 'bad boy' pionero

Ben Wallace era un tipo duro, temible para los rivales. Una máquina de defender que hacía de su aro un fortín inexpugnable. El pívot, leyenda de los Detroit Pistons, ha sido el primer jugador no drafteado en entrar al Salón de la Fama y lo ha hecho con un anillo de campeón bajo el brazo, siendo cuatro veces All-Star y promediando 5,7 puntos, 9,6 rebotes y 2 tapones en 1088 partidos. El 'bad boy' más duro ha entrado en el selecto club del Hall of Fame haciendo historia.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil