¿Elegir al número 1 del draft de la NBA es sinónimo de ser campeón?

Solo dos franquicias han logrado conquistar el anillo de la NBA con el jugador en plantilla que eligieron en primera posición del Draft

De los 35 números uno desde que se implantó el sistema de lotería en 1985, tan solo cuatro jugadores han sido campeones con el equipo que debutaron

Duncan, Howard, LeBron y Davis, con suerte dispar en sus inicios
Duncan, Howard, LeBron y Davis, con suerte dispar en sus inicios | sport

El Draft de la NBA es el primer gran objetivo de cualquier jugador joven de baloncesto que quiera competir contra los mejores. El sueño de poder ser elegido por unas de las 30 franquicias y probarse contra estrellas que solo con decir su nombre ya imponen respeto.

La fantasía también es compartida por los equipos, que consideran la oportunidad de elegir a sus futuros estandartes en primera posición como un punto de inflexión en su historia. Pero, ¿realmente está justificado este deseo? ¿Qué dicen los números?

Los datos nunca engañan, y demuestran una tendencia que debería hacer relativizar a más de uno el hecho de lograr la ansiada primera posición en el Draft. Es cierto que desde que se empezó a usar el sistema de lotería (1985) nueve de los treintaicinco elegidos han sido campeones, pero tan solo cuatro de ellos lo han sido con el mismo equipo en el que debutaron. Es decir, solo el 11% de los números 1 del Draft desde que existe la lotería han ganado el anillo con el equipo que apostó por ellos.

Para rizar el rizo de las matemáticas, de las 19 franquicias que han tenido en su poder desde 1985 la primera elección del Draft, tan solo dos de ellas (poco más del 10%) han llegado a campeonar con su pick en la plantilla. Una de ellas, una de las mayores dinastías del s. XXI, los San Antonio Spurs; la otra, los Clevaland Cavaliers. ¿Y quiénes fueron los responsables de llevar la gloria a los de Texas y Ohio? Sus nombres seguro que os sonarán: David Robinson (Spurs), Tim Duncan (Spurs), LeBron James (Cavs) y Kyrie Irving (Cavs).

Como decíamos, ser el primero de tu generación no asegura el triunfo final en ‘casa’, y si no que se lo digan a Shaquille O’NealGlenn Robinson Jr., Andrew BogutDwight Howard Anthony Davis. Los cinco fueron número uno en su día, pero tuvieron que buscar contextos más ganadores en los Lakers, Spurs y Warriors para poder tener el honor de lucir en sus manos el anillo de campeón.

De todos ellos, tan solo LeBron James, hasta la fecha, pasará a la historia por haber logrado el título de campeón con tres franquicias distintas. El ‘Rey’, que fue seleccionado por los Cavs en 2003, tuvo que emigrar a Miami junto a Wade Bosh en 2010, donde logró sus dos primeros anillos (2012 y 2013) antes de regresar a ‘sus’ Cavaliers para cumplir su promesa y convertir de nuevo a Cleveland (2016) en una ciudad de campeones. Esta temporada, en su segundo año como líder de los Lakers, ha escrito un nuevo capítulo de su inacabable currículo. 

Por si la propia hazaña de LeBron no fuera suficiente, bajo la capa protectora de James (MVP de las cuatro finales que ha ganado), IrvingDavis Howard han podido alzarse con el mayor logro de sus carreras, y es que estar cerca de él es sinónimo de estar cerca del éxito en la NBA.

En esta edición, a diferencia de años anteriores, no hay consenso entre los expertos sobre quién será el elegido por los Timberwolves con el número 1. Será la segunda vez que la franquicia de Minnesota escogerá en primera posición del draft, ya que en 2015 también ganaron la lotería para hacerse con los servicios de su actual estrella, Karl-Anthony Towns.

LaMelo Ball (hermano de Lonzo e hijo del polémico LaVar), James Wiseman y Anthony Edwards son los tres jugadores que tienen más papeletas para escuchar su nombre en boca de Adam Silver antes que nadie. ¿Será uno de ellos el que ayudará a Towns a sumarse al selecto grupo de las parejas (Robinson/Duncan y LeBron/Irving) que lograron ganar el anillo con su primer equipo? Estaremos atentos. La suerte está echada.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil