Bienvenidos a la 'burbuja' de Orlando

Los 22 equipos de la NBA se preparan ya en el complejo de Disney en Orlando, de cara a reiniciar la competición el próximo 30 de julio

Los equipos siguen pasando test, donde tratan de mantener 'limpio' de coronavirus el complejo donde se decidirá la Liga en las próximas semanas

El Complejo Deportivo de la ESPN será el epicentro de la NBA en las próximas semanas
El Complejo Deportivo de la ESPN será el epicentro de la NBA en las próximas semanas | AFP

“Bienvenidos a la ‘burbuja’ de Orlando”. Así es como han sido recibidos por la NBA los 22 equipos que participarán, a partir del próximo 30 de julio, en el reinicio de la NBA que deberá llevar a conocer a un nuevo campeón en octubre, en la temporada más extraña en la historia de la Liga.

Y es que el coronavirus ha sido el gran protagonista en los últimos meses, y lo seguirá siendo en el Complejo Deportivo de WaltDisney, en Lake Buena Vista, donde los equipos vivirán encerrados los próximos meses, conviviendo en hoteles y jugando partidos.

El comisionado de la NBA ha conseguido poner de nuevo en marcha la Liga a pesar de que muchos de los jugadores, principales protagonistas, no estaban por la labor, no solo por el tema de seguridad física, sino por las protestas por el caso de George Floyd, que levantó la conciencia de muchos jugadores de color de la NBA.

150 millones de dólares

Pero Silver, y gracias a los 150 millones de dólares que le va a costar reiniciar la competición, ha logrado salvar todos los obstáculos, y lo cierto es que los equipos ya se encuentran en la ‘burbuja’ de Orlando, entrenando, preparando los partidos de preparación y centrados en competir en los tres campos de juego que se han instalado en el complejo.

Sin duda, un éxito de la Liga, que buscará un nuevo campeón mientras los jugadores, entrenadores y miembros del staff de cada uno de los 22 equipos, seguirán pasando controles cada tres días para evitar que el COVID-19 se cuele en el complejo.

Una tarea que no será fácil, aunque si sucede, todos los mecanismos de control y aislamiento están previstos, para que no altere la competición. “Si acabamos teniendo un alto número de contagios, entonces si que pondrá en riesgo la Liga, porque ya no habrá otra oportunidad”, dijo el comisionado.

Disney sigue en marcha

Una ‘burbuja’ aislada al mundo exterior, donde el mundo de Mickey y sus chicos sigue abierto a los visitantes, aunque con grandes medidas de seguridad y, por supuesto, con mascatillas. Las estrellas tendrán que acostumbrarse a su vida ‘monacal’, de camino al hotel para entrenar y jugar, y de nuevo, vuelta a la habitación.

“Las primeras 48 horas han sido duras”, decía el ex azulgrana y ahora jugador de los Jazz, Joe Ingles. “No sé si alguien ha estado en un hotel donde no se puede abrir la ventana, pues yo voy a estar dos meses, así que será duro pensando que hace poco estaba con mi familia haciendo vida normal”, decía.

Tampoco el servicio de catering que tendrán todos los equipos, con comidas envasadas para evitar contagios, son del agrado de los jugadores. Pero no hay más. Hay que aceptarlo y por el bien de la Liga y sus contratos, habrá competición en los próximos meses. Bienvenidos a la burbuja de Orlando.

Videocónsolas y hasta un piano, las distracciones 

Con tantas horas que ‘matar’ en el complejo de Orlando, la NBA ha permitido a los jugadores, entrenadores y staff traer algunas cosas personales, que hagan más fácil la estancia en las habituaciones del hotel asignado.

Algunos jugadores se han traído sus playstations, la mayoría sus Ipad para ver películas y música, otros, algunas pesas para trabajar en la habitación, y hasta algunos, instrumentos musicales, como la guitarra de Steven Adams, o el piano electrónico del técnico, Rick Caslisle. 

El pívot de los Lakers, JaVale McGee, reconoció sin verguenza, que se ha traído 10 enormes cajas personales. “Es como si me estuviera trasladando a un nuevo apartamento”, confesó.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil