Sport.es Menú

¡España, a la final!

La defensa fue clave para que los hombres de David Martín tuvieran a raya a Croacia

Será la tercera final para los españoles que nunca han cosneguido el título europeo

El equipo español celebra uno de los goles ante Croacia
El equipo español celebra uno de los goles ante Croacia | AFP

España disputará la final del Campeonato de Europa tras deshacerse (9-8) a una correosa Croacia gracias a una gran defensa. Se une así al combinado femenino que mañana luchará por el oro.

Cristina Moreno

FICHA TÉCNICA

Campeonato de Europa

ESP

9-8

CRO

España

López Pinedo (p), Lorrio (p); Munárriz (3), Granados (2), Sanahuja, De Toro (1), Larumbe, Delgado (1), Fernández, Tahull (1), Perrone (1), Mallarach y Bustos.

Croacia

Bijac (p), Marcelic (p); Macan (1), Fatovic, Loncar (1), Jokovic (1), Bukic (2), Vukicevic (1), Buslje (1), Milos (1), Vrlic, Benic y García Gadea.

Parciales

0-1, 4-3, 2-2 y 3-2.

Árbitros

Margeta (SLO) y Naumov (RUS).

Incidencias

Duna Arena de Budapest. 5.000 espectadores.

Primera acción de ataque croata y primera gran acción de Dani López Pinedo que marcaba ya la línea del partido. España se veía obligada a emplearse a fondo en defensa mientras que los goles se hacían de rogar en los primeros minutos.

Llegó la primera superioridad y a punto estuvieron Felipe Perrone y Fran Fernández de sorprender, aunque sin éxito. Fue en el siguiente ataque en el que los balcánicos se ponían por delante gracias a un gol de Macan cuando Sanahuja volvía ya tras la expulsión de BustosSembrado también bajo palos el portero croata que desbarataba una y otra vez los intentos españoles. Sin ver puerta llegaron los de David Martín al final del primer cuarto.

La dinámica cambió en el segundo parcial con España recobrando sensaciones en ataqueÁlvaro Granados sacó una mano providencial para abrir la lata y empatar el encuentro.  Pese a la ofensiva, los croatas se mantuvieron en su juego y Buslje volvió a poner por delante a los suyos. La respuesta fue contundente y Miguel de Toro se quedó solo en la posición de boya para volver a la igualdad y se adelantaba con un trallazo lejano de Munárriz que batió a Marco Bijac. Croacia seguía sin ceder espacio con un nuevo tanto.

Adrià Delgado conseguía entonces su quinto gol en este campeonato con dos amenazadas que dejaron el sitio a Vrlic. De nuevo, una reacción rápida de Croacia, aprovechando la superioridad, y el luminoso que se quedaba en tablas al final del período (4-4).

La defensa, clave

En el tercer cuarto empezó anotando Munárriz. Cuando más lo necesitaba el equipo, en unos primeros minutos de ida y vuelta que pusieron en acción a López Pinedo. Su actuación y la férrea defensa volvían a ser claves para mantener contra las cuerdas a los arlequinados que no veían puerta. Siete minutos necesitaron para que Milos enviara un potente disparo con la derecha al fondo de la red.

Pero poco les duró la alegría. Felipe Perrone aprovechó la séptima superioridad del partido para firmar su gol. Calcaba la situación Croacia con gol de Bukic en la inferioridad de España. La intensidad era máxima y ninguno de los dos equipos conseguía marcharse definitivamente.

Con 6-6 en el marcador y ocho minutos por delante se ponía en marcha el último parcial del partido. España conseguía ganar el primer sprint y se hacía así con la primera posesión del cuarto con la que llegó el primer gol. Segundo para Álvaro Granados que encontró el  hueco donde no lo había. Jokovic minutos después volvía a empatar el choque.

En el siguiente ataque Roger Tahull se hizo fuerte en la posición de boya para sumar su primera diana del día. Era la hora de la defensa y España conseguía contener a los balcánicos en sus posesiones mientras ganaba minutos al crono. “Estáis haciendo un gran partido”, decía Martín a sus hombres en un tiempo muerto. Quedaba mucho por delante, más de cuatro minutos. Tocaba pelear para alcanzar la tercera final europea.

Era la hora de la verdad y volvió a surgir el muro. Dani López Pinedo sacó otra mano providencial para detener un gol croata cantado. Munárriz puso la calma con un tanto en el último segundo de la posesión.Vukicevic hizo lo propio mientras se lamentaba el guardameta del Barceloneta. Pero ya no hubo tiempo para más. El encuentro llegó a su fin y España metió así a sus dos equipos de nuevo en una final.

Los españoles se disputarán el oro este domingo ante Hungría que eliminó a Montenegro (8-10) en las semifinales.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil