España cae ante Serbia y se jugará el pase a la Superfinal ante Montenegro

España cae ante Serbia y se jugará el pase a la Superfinal ante Montenegro

La Selección Española, concentrada antes el encuentro
La Selección Española, concentrada antes el encuentro | sport
EFE

Los de David Martín cayeron ante la campeona olímpica en semifinales por un ajustado 10-11

Las situaciones en superioridad numérica lastraron al conjunto español que deberá mejorar ante los anfitriones

La selección española de waterpolo deberá esperar para poder sellar su billete para la Superfinal de la Liga Mundial, tras caer este viernes por un ajustado 10-11 ante Serbia, la vigente campeona olímpica, en la semifinales de la Fase Europea que se disputa en la localidad montenegrina de Podgorica.

Una derrota que obligará a los de David Martín a vencer este sábado a Montenegro, que cayó este viernes por 7-9 ante Italia en la otra semifinal, para lograr además del bronce el tercero y último pasaporte en juego para la Superfinal.

Para ello, el conjunto español deberá mejorar notablemente su eficacia en la situaciones de superioridad numérica, tras sólo ser capaz de aprovechar cuatro de las quince que dispuso este viernes ante Serbia.

Un lastre que condenó a España a ir siempre a remolque en el marcador de una selección serbia que llegó al último cuarto con un ventaja de tres goles (7-10) en el tanteador.

Pero ni así se rindieron los pupilos de David Martín que lograron igualar la contienda (10-10) a falta de cuatro minutos y medio para la conclusión con un tanto de Álvaro Granados en una de las pocas ocasiones que el conjunto español no desperdició su superioridad numérica. Todo lo contrario que Serbia que aprovechó cuatro de las ocho ocasiones en las que dispuso de un jugador más.

La fórmula que permitió a Serbia volver a ponerse de nuevo por delante en el marcador (10-11) gracias a un gol del boya Nikola Jaksic a falta de menos de tres minutos para el final.

Un tiempo en el que ambos equipos apretaron y, de qué manera, los dientes en defensa, especialmente el conjunto español, que logró llegar a los últimos segundos de juego con la posibilidad de forzar la prórroga.

Pero ni la presencia en ataque del portero Eduardo Lorrio, al que David Martín obligó a subir al ataque en la última jugada, posibilitó el tanto del empate del conjunto español, que vio como el serbio Dusan Mandic bloqueaba el disparo final de Álvaro Granados.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil