Unidas Podemos descarta apoyar el pacto con EEUU mientras el PSOE maniobra para evitar la fractura del Gobierno

Unidas Podemos descarta apoyar el pacto con EEUU mientras el PSOE maniobra para evitar la fractura del Gobierno

Pedro Sánchez y Yolanda Díaz.
| Epi_rc_es

El socio minoritario de coalición se debate entre el 'no' y la abstención al refuerzo militar de la base naval de Rota acordado entre Pedro Sánchez y Joe Biden | El PSOE busca "al menos la abstención" ed los morados para evitar una nueva ruptura del Gobierno en el Congreso de los Diputados

El Convenio anunciado entre Pedro Sánchez y el presidente estadounidense, Joe Biden, para aumentar la presencia militar en la base naval de Rota amenaza con abrir una nueva brecha en el seno del Ejecutivo. Unidas Podemos se ha opuesto en las últimas semanas a la Alianza Atlántica y al incremento del gasto en Defensa, y ahora deberá posicionarse también sobre el acuerdo alcanzado con EEUU. En el Partido Socialista dan por hecho que el socio minoritario de la coalición no podrá apoyar esta modificación del convenio y adelanta que buscará “al menos la abstención” de los morados en el Congreso para evitar así que una parte del Ejecutivo se oponga frontalmente a una alianza internacional de este calado. 

El PSOE ha iniciado este mismo miércoles los contactos con los grupos parlamentarios para buscar sus apoyos a este acuerdo, que deberá aprobarse en Consejo de Ministros y ser ratificado después en Congreso y Senado. Una vez que PP y Cs han anunciado que respaldarán el Convenio, garantizando al Gobierno los apoyos necesarios, los socialistas miran a Unidas Podemos para evitar que se escenifique de nuevo en el Congreso de los Diputados la fractura existente en el seno de la coalición. 

Los socialistas quieren validar este asunto cuanto antes, y ello conlleva aprobarse en Consejo de Ministros esta semana o la que viene para que sea ratificado en el Congreso en el pleno extraordinario convocado el 12 de julio, donde se celebrará el Debate del Estado de la Nación y donde, el jueves 14 por la tarde, también se votarán importantes iniciativas como la reforma legal para hacer nombramientos en el TC, la Ley de Memoria democrática y la ratificación del decreto anticrisis aprobado por le Gobierno que incluye cheques de 200 euros y rebajas al abono transporte.

Podemos, entre la abstención y el ‘no’

Unidas Podemos descarta apoyar este acuerdo, según fuentes moradas, y a estas horas se debate entre el sí o la abstención. El grupo parlamentario tiene previsto reunirse en la tarde de este miércoles para debatir su posición, al considerarse un partido marcadamente antimilitarista. Los dirigentes de Podemos han mostrado su beligerancia con la Alianza Atlántica, llegando a asegurar que “"si la OTAN no existiera la guerra [de Ucrania] jamás se habría producido", en palabras del dirigente morado y vicepresidente de la Generalitat valenciana, Héctor Illueca

El presidente del grupo parlamentario y líder de los comuns, Jaume Asens, ha defendido en los pasillos del Congreso que “no nos gusta ese pacto”, puesto que “significa más militares, más destructores y una mayor dependencia” de EEUU. “Nosotros defendemos ir en la línea de la ONU y defender una autonomía europea en materia de seguridad, y eso es la idea contraria”, ha abundado el dirigente. “Defendemos que la solución no son más destructores en Rota”.

Los socialistas ya son conscientes de las serias dificultades de su socio de Gobierno para dar luz verde a medidas de corte militar, y dan por hecho que le es imposible votar a favor. Es por ello, según fuentes conocedoras, que se centrará en buscar "al menos" su abstención, y en las próximas horas el portavoz socialista, Héctor Gómez contactará con suhomólogo morado, Pablo Echenique. El ‘no’ de Unidas Podemos supondría un varapalo a un convenio con EEUU al que Moncloa ha otorgado especial alianza y que supone un refuerzo de alianzas entre las administraciones de Pedro Sánchez y Joe Biden. 

Los socialistas intentan evitar que suceda lo que ya ocurrió en la votación de la Ley Audiovisual, donde Unidas Podemos terminó votando ‘no’ a la iniciativa pese a que había sido previamente apoyada en Consejo de Ministros. En aquella ocasión lo justificaron en la introducción de una enmienda por parte del PSOE que abría la puerta a beneficiar a las grandes productoras televisivas. La Ley Audiovisual había sido la llave para que ERC apoyara los presupuestos de este año, pero finalmente los republicanos también se opusieron a la medida tras las modificaciones introducidas en el trámite parlamentario. Esta fractura del Gobierno, que se puso por primera vez blanco sobre negro el Congreso de los Diputados, puede volver a repetirse, y en esta ocasión con un asunto de política Exterior y Defensa, una materia considerada de Estado. 

En los últimos días, mientras se celebra en Madrid la Cumbre de la OTAN, Unidas Podemos ha hecho un paréntesis en sus críticas al encuentro internacional, en un pacto alcanzado con el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, tal como avanzó EL PERIÓDICO DE ESPAÑA, diario que pertenece a este mismo grupo. Sin embargo sus posiciones son abiertamente contrarias tanto al papel de la Alianza Atlántica como al aumento del gasto en Defensa. Pero en lo simbólico, un rechazo a este acuerdo tendría consecuencias en la coalición. Una escenificación que da cuenta del creciente distanciamiento que existe entre ambos miembros de la coalición. Una brecha, conforme se acerca el final de la legislatura, no hace más que aumentar, y al que los socialistas quieren ponerle coto.