Tres nuevos sobres con ojos de animales, interceptados antes de llegar a legaciones ucranianas

Tres nuevos sobres con ojos de animales, interceptados antes de llegar a legaciones ucranianas

Un hombre en la puerta de la embajada de Ucrania tras ser acordonada, a 2 de diciembre de 2022, en Madrid (España). La Embajada de Ucrania en Madrid ha sido acordonada y desalojada tras recibir un nuevo paquete sospechoso con restos de sangre. El suceso t
| Carlos Luján - Europa Press

Iban a la embajada en Madrid y los consulados en Málaga y Barcelona

Esta vez el sistema de detección de Correos, puesto sobre aviso por la Policía tras una semana de alarma en alarma y de nerviosismo interno, ha interceptado antes de que llegaran a destino tres nuevos sobres dirigidos a legaciones diplomáticas de Ucrania en España. Los tres contenían ojos de animales, como el último sobre amenazador enviado a la embajada ucraniana en Madrid la pasada semana.

Esta tanda de envíos iba dirigida a esa embajada, y también a los consultados de Ucrania en Barcelona y Málaga. Fuentes policiales han confirmado que los sobres han sido detectados esta mañana por los sistemas de seguridad de la empresa postal pública. Los envíos tienen origen en el exterior del país, según la primera estimación de estas fuentes.

Las mismas fuentes ha anunciado el fin de los análisis por parte de técnicos de la Policía Nacional, que han acreditado la ausencia de explosivos o sustancias incendiarias en el interior de los sobres.

La Comisaría de Información de la Policía Nacional investiga estos tres nuevos envíos como parte de la misma amenaza postal del pasado viernes. De hecho, esta vez ha sido posible su interceptación antes de la llegada a destino porque especialistas de la Policía habían explicado a los responsables de seguridad de Correos qué tipo de sobres son -algunos de ellos tintados de color rojo o rosado- y sus sospechas de que la campaña de envíos continuaría.

21 sobres, 12 países

La investigación policial de esta cadena de amenazas con vísceras de animales no se ha unido a la iniciada por el envío de sobres con material pirotécnico que arrancó el pasado 24 de marzo -con posterior denuncia ante la Audiencia Nacional- con uno destinado a Moncloa, y continuó la pasada semana con paquetes similares y con la misma pólvora en las embajadas de Ucrania y Estados Unidos, el Ministerio de Defensa, la empresa armamentista zaragozana Instalaza y la central de satélites de la base aérea de Torrejón. La investigación de los sobres explosivos sigue una pista nacional, mientras que la de los sobres con restos animales se enmarca en otra internacional.

En el caso de los sobres con pólvora de petardos no se ha abandonado la pesquisa entre personas de sectores prorrusos -corroboran las fuentes policiales-, con la posibilidad de que se haya tratado de la campaña de un actor individual. La Policía dejó trascender este fin de semana que sospecha que el origen de los envíos explosivos es la provincia de Valladolid.

Contando los tres envíos interrumpidos en España, el portavoz del ministerio ucraniano de Asuntos Exteriores, Oleg Nikolenko, ha contabilizado ya este lunes 21 de estos envíos en 12 países, siempre contra direcciones de legaciones diplomáticas u oficinas consulares. En esta misma jornada de lunes recibía también un sobre con un ojo de animal la embajada de Ucrania en Lisboa.

Las fuentes policiales consultadas habían expresado la pasada semana la dificultad que estaban encontrando en trazar el camino seguido por los sobres, pues los sistemas de hallazgo de Correos no habían mejorado aún lo suficiente, a pesar de la experiencia de los sobres amenazadores con balas que circularon durante la campaña de las elecciones autonómicas de 2021.

Temas