La ONU denuncia que España y Marruecos hicieron un "uso excesivo de la fuerza" en la valla de Melilla

La ONU denuncia que España y Marruecos hicieron un "uso excesivo de la fuerza" en la valla de Melilla

Inmigrantes subsaharianos amontonados tras los enfrentamientos con la Policía de Marruecos durante un intento de salto de la valla de Melilla.
| EP
EP

"Las personas que se desplazan tienen Derechos Humanos, y éstos deben ser respetados, y estamos viendo que con demasiada frecuencia no se respetan", señala el portavoz de la Secretaría General, Stéphane Dujarric

Naciones Unidas ha afirmado este martes que tanto España como Marruecos han hecho un "uso excesivo de la fuerza" durante el asalto masivo de migrantes a la valla de Melilla del pasado fin de semana y en el que murieron al menos 23 personas, según cifras oficiales.

Preguntado por las habituales reacciones de "conmoción" y "tristeza" del secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, el portavoz de la Secretaría General, Stéphane Dujarric, ha hecho alusión a lo acontecido a Melilla y lo ha calificado de "inaceptable".

"Ya que me preguntan sobre eso, quiero expresar utilizando un término que ya hemos usado antes lo muy impactados que estamos por las imágenes de la violencia que hemos visto en la frontera entre Marruecos y España, en el norte de África, durante el fin de semana. (...) Que, de nuevo, ha resultado en la muerte de docenas de seres humanos, de solicitantes de asilo, de migrantes", ha expresado Dujarric durante una rueda de prensa.

"Hemos visto el uso también de una fuerza excesiva por parte de las autoridades, que debe ser investigada porque es inaceptable", ha agregado el portavoz de la Secretaría General de la ONU, añadiendo que el uso desproporcionado de la fuerza se ha dado "en ambos lados de la frontera".

Por otra parte, Dujarric ha recordado a los Estados que "tienen obligaciones" en virtud del Derecho Internacional y de los Derechos Humanos, y ha asegurado que Naciones Unidas les seguirá presionando para que respeten "lo que muchos de ellos acordaron en el Pacto Mundial sobre Migración".

"Las personas que se desplazan tienen Derechos Humanos, y éstos deben ser respetados, y estamos viendo que con demasiada frecuencia no se respetan", ha agregado Dujarric.

El pasado viernes un intento de saltar la valla de Melilla por parte de más de 2.000 migrantes dejó al menos 23 muertos según los datos del Gobierno de Marruecos y según las cifras de varias ONG 37 personas fallecieron.