El juez imputa a 77 personas más en el caso Titella que investiga a José Luis Moreno

El juez imputa a 77 personas más en el caso Titella que investiga a José Luis Moreno

Impulso al caso Titella: La causa de José Luis Moreno suma 77 imputados más
Imagen de archivo del productor José Luis Moreno a su llegada a la Audiencia Nacional en calidad de imputado en el caso Titella. EFE/ Emilio Naranjo | Epi_rc_es
EFE

El magistrado a cargo de estas pesquisas, Ismael Moreno, cita a declarar a los investigados entre el 22 y el 30 de agosto

El caso Titella, donde se investiga al productor José Luis Moreno por delitos como estafa u organización criminal, ha recibido un impulso tras la llegada de un oficio policial que ha derivado en la imputación de 77 personas, que deberán acudir a la Audiencia Nacional a declarar a finales de agosto.

El magistrado a cargo de estas pesquisas, Ismael Moreno, les ha citado a declarar entre el 22 y el 30 de agosto -unas fechas muy inusuales en los tribunales para practicar interrogatorios- en calidad de investigados, de acuerdo a una providencia, a la que ha tenido acceso Efe.

Lo ha hecho tras recibir un oficio policial en el que, después de analizar dispositivos y documentación intervenida en la investigación, así como información recibida de la Agencia Tributaria, han identificado a una serie de "colaboradores/autores" que formarían parte "del escalón más abajo de la organización" y a quienes se sitúa como posibles testaferros.

En su informe, al que ha tenido acceso Efe, la Policía describe una operativa presuntamente utilizada por la organización consistente en "la utilización de empresas pantalla" administradas por testaferros que, en su mayoría, carecían de "actividad real".

Se trata, prosiguen los investigadores, de una operativa "a todas luces fraudulenta" dado que la financiación que conseguían "jamás era destinada a los fines para los que se concedió", sino que el "único objetivo era obtener financiación" que permitiera a José Luis Moreno y otros imputados "continuar con su elevado tren de vida".

Además del popular ventrílocuo, los investigadores siempre han situado al frente de la supuesta trama a los investigados Antonio Aguilera y Antonio Salazar. Los tres, dice el informe, dirigieron un entramado empresarial de más de un centenar de sociedades, con ramificaciones internacionales, "valiéndose para ello de diferentes administradores testaferros, a los que pagaban una comisión por operación realizada con éxito, lo que les permitía permanecer en el anonimato".

La Policía Judicial también señala a varios empleados de banca que pudieron colaborar con la organización y a quienes el juez también ha llamado a declarar como investigados.

El informe distingue entre quienes facilitaban información y realizaban las operativas bancarias que los "líderes de la organización" les pedían, "ya sea por negligencia o por falta de diligencia en sus funciones", y los que participaban "de forma activa y directa en estas operaciones", percibiendo una remuneración por su trabajo.

Esa remuneración, dice el informe, podía ser "tanto en dinero como en especie, como teléfonos móviles de alta gama, TV, coches, estancias en hoteles y apartamentos".

La Policía cree que la colaboración "necesaria e imprescindible" de empleados de entidades bancarias y de crédito es "otra pieza fundamental" en la trama.

Subraya que los investigadores han comprobado que, "percibiendo beneficio personal por sus servicios", algunos empleados concedían y autorizaban productos para financiar las sociedades y "favorecer su posterior ocultación y lavado de fondos a través de la transferencia y traspaso de este dinero a múltiples entidades y cuentas bancarias" mediante la utilización de "efectos bancarios falsos o sin fondos" o con "ingresos en efectivo sin identificar la procedencia legítima de ese dinero".