Igualdad propone una alternativa a cambiar la ley del solo sí es sí: un plan de medidas urgentes

Igualdad propone una alternativa a cambiar la ley del solo sí es sí: un plan de medidas urgentes

La ministra de Igualdad, Irene Montero.
| sport

El departamento de Irene Montero descarta la reforma tras la “constatación” de que nada podría frenar la revisión de penas

El Ministerio de Igualdad ha concluido que ninguna reforma de la ley del sólo sí es sí podría frenar las revisiones a la baja de las condenas por delitos sexuales. Ante esta situación ha propuesto un decálogo de medidas para una aplicación adecuada de la norma.

“Como afirman todos los expertos, y ha constatado el propio Gobierno de coalición, no existe ninguna reforma penal de la ley que pueda frenar las revisiones, ya que son consecuencia de la incorrecta aplicación del derecho transitorio y de la propia ley”, sostienen fuentes de Igualdad.

Como solución, sugieren la urgente puesta en marcha de un plan de medidas de especialización judicial, la formación en violencias sexuales y el incremento de efectivos para la protección de las víctimas.

Especialización de los órganos judiciales

El departamento dirigido por Irene Montero ha hecho hincapié en que se debe frenar cualquier intento de volver al modelo anterior, que exigía probar la violencia y la intimidación en lugar de la existencia de consentimiento, pues conllevaba un “calvario probatorio para las víctimas”. Frente a esta propuesta que Igualdad atribuye a “la derecha”, el Ministerio considera que la “incorrecta aplicación” de la ley podría reconducirse con medidas enfocadas a reforzar la especialización de los órganos judiciales.

En ese plan urgente habría que doblar los juzgados exclusivos de violencia sobre la mujer ampliando sus competencias a los delitos contra la libertad sexual, ampliar las competencias de la Fiscalía de Violencia sobre la mujer para asimir el ámbito de los delitos sexuales y garantizar una asistencia jurídica a las víctimas.

También, continúan las fuentes de Igualdad, reforzar las unidades de valoración forense, extender la atención del servicio Atenpro a las víctimas de violencias sexuales y formar a todo el personal de Justicia, Interior, Sanidad y Educación en esta materia.

Las ayudas a las víctimas, la atención psicológica especializada en el Sistema Nacional de Salud, el aumento de agentes policiales y la instalación de puntos violeta en todas las dependencias públicas para reforzar que la información llegue a todas las víctimas son otras medidas propuestas.

Temas