Brasil examina su ‘neymardependencia’

Brasil examina su ‘neymardependencia’

Raphinha volverá a ser titular con Brasil
Raphinha volverá a ser titular con Brasil | Lucas Figueiredo/CBF

La Seleçao busca el billete para los octavos ante Suiza sin su gran estrella, baja por un esguince en el tobillo

Rodrygo ocupará la posición de ’10’ en lugar de Ney y Dani Alves tendrá su oportunidad en el lateral derecho

Uno de los mantras del entorno de la Seleçao es que Tite, que ya lleva más de seis años como seleccionador, ha conseguido dar firmeza a un bloque que ya no es tan subordinado al talento disruptivo de Neymar Jr. Pues bien, este lunes en el Brasil-Suiza (a las 17.00 CET) se saldrá de dudas, con el primer encuentro que al ’10’ le tocará ver desde fuera por su esguince en el tobillo derecho.

La ‘Canarinha’ ha hecho el esfuerzo colectivo de evitar caer en el melodrama por la ausencia de su estrella (en principio, solo en los dos últimos partidos de la primera fase), aunque no hay un diagnóstico seguro de cuándo podrá volver y, lo que es más importante, en qué condiciones físicas.

“Neymar duerme en la fisioterapia”, ha dicho Marquinhos, el capitán este lunes de Brasil y colega suyo también en París, para rebajar la tensión. Sin embargo, lo que determinará el grado de preocupación real es el rendimiento sobre el terreno de juego. 

Todo apunta que Rodrygo substituirá al ‘craque’ del PSG, actuando por dentro como un ’10’ clásico sudamericano, que nada tendrá que ver con sus funciones en el Real Madridd de Carlo Ancelotti.

Delante, estará el trío ofensivo por formado por Raphinha, que se mantendrá en el once a pesar de las críticas recibidas, Vinicius Jr., y Richarlison, convertido en héroe nacional por su doblete en el estreno contra Bélgica. 

DANI ALVES, PROTAGONISTA

La baja de Ney ha encubierto otra ausencia por lesión, la de Danilo en el lateral derecho también con un esguince en el tobillo que solo le permitirá volver en los octavos. Llega el momento de Dani Alves, muy contestado en su país, porque se considera que, a sus 39 años, ya no está para citas tan mayúsculas como un Copa del Mundo.

Tite no se deja influir y alineará al ex del Barça porque espera una Suiza ultradefensiva, por lo que no tendría sentido poner al madridista, Éder Militao. En el análisis previo del seleccionador, su equipo necesitará paciencia, calidad de pase en la construcción e imprimir velocidad en la posesión del balón. Y, en este quesito, el bueno de Dani ofrece las mejores garantías. 

El sistema defensivo, que es una de las grandes virtudes de la ‘verdeamarela’, va mucho más allá de la línea de cuatro atrás y de Alisson. Brasil defiende como un bloque disciplinado, independientemente de que Casemiro vuelva a actuar como el único mediocentro, con los dos extremos haciendo un trabajo ingente en el repliegue como se ve en casi ninguna otra selección. 

La propuesta rocosa difiere de la plasticidad del ‘jogo bonito’, algo que toda la ‘torcida’ es consciente y que no les exige a los suyos. Sin embargo, Tite sí que honra a otro de los preceptos brasileños: alinear el talento sin importar la falta de experiencia.Brasil presentará un cuarteto ofensivo contra los helvéticos con dos futbolistas de 25 años, Richarlison y Raphinha, uno de 22, Vinicius Jr., y otro de 21, Rodrygo. Todos ellos, aunque tengan experiencia en la Champions, son debutantes en una Copa del Mundo. Es por decisiones como esta que Tite goza de plena confianza en su país, pese al traspié en Rusia 2018, cuando la ‘verdeamarela’ fue fulminada en cuartos con dos fogonazos de Bélgica.