Mitchell Duke logra una victoria histórica para Australia

Mitchell Duke logra una victoria histórica para Australia

Australia suma su primera victoria en el Mundial | SPORT TV

Mitchell Duke, delantero de la segunda división japonesa, fue un auténtico 'dolor de muelas' para la zaga defensiva tunecina

La selección australiana no lograba una victoria en una fase final de un Mundial desde Sudáfrica 2010, en el duelo que ganó ante Sérbia (2-1)

La selección australiana, dirigida por Graham Arnold, logró la primera victoria en el Mundial de Qatar 2022 ante la selección de Túnez (0-1) tras un solitario tanto de Mitchell Duke, jugador de la segunda división japonesa, en una primera parte dominada por los australianos y un segundo tiempo en el que supieron aguantar los golpes y las llegadas por parte de la selección tunecina.

Una victoria histórica, dado que la selección australiana no lograba una victoria en una fase final de un Mundial desde Sudáfrica 2010, en el duelo que ganó ante Sérbia (2-1).

El primer tiempo comenzó con 'Las Águilas de Cartago' con las pulsaciones muy aceleradas, totalmente diferente a lo que el conjunto de Jalel Kadri ofreció en el empate ante Dinamarca (0-0) del pasado martes. 

Con la sensación de que la defensa tunecina se encontró incómoda, tanto con el esférico y sin él, con serias dificultades para estirar el bloque. Con el peligro de Msakni, el jugador más destacado de Túnez en los primeros compases del encuentro.

Precisamente, de una pérdida tunecina en el centro del campo en el minuto 23 llegó el primer tanto del encuentro. Tras la recuperación en campo tunecino, el conjunto de Graham Arnold materializó una orientación rápida hacia el sector izquierdo del campo en busca de Goodwin, quien con tensión envió un balón perfecto a Mitchell Duke. El delantero de la segunda división japonesa envió el esférico al fondo de la red tras un gran testarazo, difícil de dar dirección, pero que logró superar al arquero Aymen Dahmen.

Los dos puntas australianos, Duke y Leckie, fueron un auténtico dolor de muelas para la zaga defensiva tunecina, especialmente para Yassine Meriah y Bronn, que cometieron numerosas faltas desesperadas para intentar detener a los atacantes en busca de recibir el esférico procedente de los centrocampistas australianos, que se impusieron en los duelos aéreos.

Australia supo recuperar bien y gestionar el esférico. El plan de partido del técnico Graham Arnold funcionó. La idea fue que Túnez iniciara y poco a poco los australianos atosigaron para la recuperación del balón, que tras la recuperación supieron trabajar mejor que los tunecinos.

Tanto Souttar como Rowles, centrales autralianos, estuvieron muy atentos para minimizar a Jebali y su peligro ofensivo.

A pesar de ello, 'Las Águilas de Cartago' no cesaron en su búsqueda por el tanto del empate. La primera gran ocasión llegó en el minuto 40 de la primera mitad, tras un saque de banda rápido para los tunecinos. Jebali ganó el cuerpo a cuerpo a Rowles y cedió el balón a Msakni, quien envió el esférico a Dräger que remató. La defensa australiana repelió el disparo y evitó el tanto de la igualada.

Mitchell Duke, minutos más tarde, volvió a aparecer para rematar otro centro. El atacante australiano no paró de generar peligro en esta primera mitad, con 5 de 6 duelos aéreos ganados. Claro MVP de este primer tiempo.

La última gran ocasión antes del descanso llegó de las botas de Msakni. El '7' tunecino tuvo la oportunidad más clara de 'Las Águilas de Cartago'. Jebali internó por la banda derecha del ataque tunecino y le envió un centro perfecto a Msakni, que por muy poco no logró poner el 1-1 antes del pitido hacia el camino a vestuarios.

Tras el receso, el guion del encuentro cambió. La sensación fue de dominio tunecino en los primeros compases de la segunda mitad.

En estos primeros compases Túnez empujó más e hizo trabajar con intensidad a la defensa australiana, más agresiva que en el encuentro ante Francia en el que los de Graham Arnold perdieron por goleada (4-1) ante los galos.

En el minuto 51 'Las Águilas de Cartago' pidieron penalti, que el colegiado alemán Daniel Siebert no consideró. La ola tunecina atropelló a los australianos. Los de Jalel Kadri en el contexto de enviar balones y buscar a Msakni, igual de importante que en el primer tiempo para Túnez.

En el minuto 70, llegó una nueva gran ocasión para Australia, en busca del segundo tanto del encuentro y del tanto que les permitiera respirar ante el acoso tunecino. Leckie no llegó por muy poco a un centro de Maclaren, que justo ingresó al terreno de juego, y que no remató a puerta vacía.

Con el paso de los minutos, la selección de Jalel Kadri siguió atosigando a los autralianos, desesperados por lograr rescatar un punto e incluso intentar la remontada. Sin embargo, Túnez pecó de falta de pegada y de precisión en los últimos metros.

Con el pitido final, Australia se consolida como segunda de grupo, provisionalmente, con 3 puntos y Túnez se complica su pase a la siguiente fase, con tan solo un punto logrado en su pasado empate ante Dinamarca, que jugará más tarde su segundo encuentro ante la selección francesa.