Füllkrug, el héroe alemán reclama un lugar en el once

Füllkrug, el héroe alemán reclama un lugar en el once

El gol de Alemania llegó con Füllkrug en el 83 de juego | SPORT TV

El autor del empate ante España dice estar feliz por haber contribuido a recuperar el optimismo en Alemania

Hace seis meses jugaba en Segunda y es el segundo mejor realizador de la Bundesliga con 10 goles en 14 partidos

España ganaba a Alemania y la selección de Hansi Flick tenía un pie y medio fuera de los octavos de final del Mundial. Surgió entonces la figura de Niclas Füllkrug, un desconocido ariete germano, para lograr el empate y poner a su selección con muchas opciones de clasificación.

Desde el domingo, en Alemania son muchas las voces que reclaman la titularidad de Füllkrug en el partido ante Costa Rica. El jugador se siente feliz por haber contribuido a recuperar el optimismo respecto a su selección. "Estoy feliz de haber recuperado una atmósfera de Copa del Mundo, de haber contribuido a recuperar el buen ambiente y dejar atrás las críticas. Como delantero, puedo aparecer en situaciones como un héroe, pero también hay situaciones que involucran a los defensas o a Neuer, que a menudo no son retratados como héroes".

Quiera o no quiera, Füllkrug es un héroe en Alemania, a pesar de ser un desconocido para muchos, incluso para los jugadores de la selección española, no hay más que ver las palabras de Rodri al término del partido. "Han tenido un pelín de suerte en el gol, un rebote, porque le he seguido bien, pero le ha caído justo a un delantero, no sé cómo se llama", dijo. Es Niclas Füllkrug (Hannover, 1993), un delantero que en mayo jugaba en la segunda división alemana y que llegó a Qatar por las bajas y por su buen hacer en la actual Bundesliga, competición en la que ha marcado diez goles en catorce partidos con el Werder Bremen para ser el segundo mejor realizador del torneo por detrás de Nkunku. Debutó con el combinado germano ante Omán, en el último amistoso previo al Mundial, logrando el gol de la victoria.

Hijo y nieto de futbolistas y hermano de jugadora de fútbol profesional, en Alemania es conocido como 'Lucke', que significa agujero. El apodo se lo puso Arnautovic porque le falta un diente desde niño. Lo perdió en categorías inferiores y no quiso subsanar el problema porque no aguantaba la ortodoncia. Lo perdió cuando fue capaz de marcar más de 160 en categoría alevín con el Sportfreunde Ricklingen, el club de su barrio en Hannover.

SEGURO DE LA VICTORIA

Aquellos goles lo llevaron por diferentes equipos hasta triunfar en el Werder Bremen y ahora en la selección alemana, con la que está seguro que jugará los octavos de final del Mundial. "Salimos del partido ante España sintiéndonos mejor. Eso nos dio mucha energía. El estado de ánimo es bueno y estamos de humor para el último partido. Una victoria es imprescindible y la conseguiremos", ha dicho hoy en rueda de prensa.