Así desconectan los jugadores de la selección en sus ratos libres

Así desconectan los jugadores de la selección en sus ratos libres

La sala de juegos, el lugar de desconexión de los jugadores de la selección en Qatar | @sefutbol

La sala de juegos, un lugar donde reina el buen ambiente

Conscientes de la exigencia del torneo, los internacionales se abstraen en sus ratos libres con el tenis de mesa, el billar, el futbolín o los dardos

En el campo base de la Selección hay tiempo para todo. Para el cuerpo técnico, tan importante es que los futbolistas se empleen a fondo en las sesiones de entrenamiento como que tengan luego tiempo para el ocio, fundamental para desconectar, fomentar el buen ambiente y el compañerismo. De eso abunda en este equipo, muy unido y listo para la batalla de octavos de final ante Marruecos (martes 6 de diciembre, 16 horas) después de superar la fase de grupos.

Toda la plantilla es consciente de la exigencia de este Mundial y de las dificultades del próximo partido, pero es importante que el jugador encuentre momentos para relajarse. Por eso, la Real Federación Española de Fútbol pensó en todos los detalles y habilitó una sala de juegos en la Universidad de Catar para hacer más ameno el día a día del grupo.

Ahí las risas están garantizadas y los jugadores tienen muchísimas ofertas para distraerse. Se juega muchísimo al tenis de mesa, al futbolín, al billar y a los dardos. Hay quien prefiere los videojuegos y en la sala también hay una mesa de juego de hockey de aire. Para seguir los partidos, se ha habilitado un gran espacio con un proyector y el equipo no pierde detalle de los otros duelos del torneo.

La Selección se siente como en casa en la Universidad de Catar, con lugares espaciosos y confortables además de la mencionada sala de juegos. Sin ir más lejos, hay una amplia terraza junto al comedor para poder estar ahí tranquilamente charlando o tomando un café. Para una concentración larga como la del Mundial, es imprescindible encontrar un equilibrio entre la exigencia propia de la competición y la diversión.