Courtois no quiere topos en Bélgica

Courtois no quiere topos en Bélgica

Courtois y Hazard han dado la cara en rueda de prensa  | Perform

"Si alguien dice algo de lo que pasa en el vestuario, será su último día en el equipo", avisó el portero belga

El jugador del Real Madrid intentó acallar los rumores sobre la fuerte discusión que hubo tras la derrota ante Marruecos

Siguen revueltas las aguas en la selección de Bélgica, que ya ha sufrido varios incendios desde que empezó el Mundial.

Ha habido varios episodios polémicos, declaraciones altisonantes, desavenencias entre jugadores y rencillas que han erosionado el grupo.

Thibaut Courtois y Eden Hazard acudieron a la rueda de prensa previa al partido de Bélgica ante Croacia para dar su opinión al respecto. Los pesos pesados belgas necesitaban hacer actos de presencia para aclarar la situación.

Courtois reconoció que la derrota ante Marruecos les había cerado malestar: "Nadie esta feliz ahora mismo, pero pensamos en ganar el jueves para pasar. Es fútbol, todo puede pasar, pero lo vamos a dar todo. Estamos enfadados en el vestuario por perder, estamos decepcionados con el resultado. También habló el seleccionador después del partido. Creemos que los medios han exagerado demasiado la situación. Nosotros pensamos que podemos clasificarnos".

Reconoció que rompió un banquillo en el vestuario: "Se contó una historia que no existía. Rompí un banquillo con el puño. Por supuesto, todos estábamos decepcionados, pero nadie se gritó el uno al otro. Eso no sirve. Para eso están las reuniones de equipo después".

E hizo referencia a la reunión que tuvieron los jugadores: "El principal problema puede ser que siempre se exagera todo en las redes sociales y en los medios. Se dice de más como te llevas con tus compañeros. Al final, tuvimos ayer la reunión para hablar las cosas, y eso es lo más importante. Si pierdes siempre va a haber frustración, por eso ha sido importante que todos habláramos, para hacer la situación mas sencilla."

Y amenazó ante la posibilidad de que hubiera un topo en el vestuario: "Es una locura pensar eso. Trabajamos mucha gente a parte de los jugadores, puede que alguien dijera algo. No tenemos la necesidad de buscar a quien haya dicho algo. Eso sí, si le encontramos, será su último día en el equipo".