Bale se prohíbe usar el simulador de golf

Bale se prohíbe usar el simulador de golf

Gareth Bale tiene dolencia en la espalda y ha decidido dejar a un lado el simulador de golf al que juega en el hotel
Gareth Bale tiene dolencia en la espalda y ha decidido dejar a un lado el simulador de golf al que juega en el hotel | NICOLAS TUCAT

El galés sufre una dolencia en la espalda y no quiere arriesgarse, aunque signifique dejar a un lado su otra pasión

'Gales. Golf. Madrid. En ese orden', así fue la recordada pancarta con las supuestas preferencias del delantero

'Gales. Golf. Madrid. En ese orden'. Esta fue la recordada e infame pancarta con las supuestas preferencias de Bale. Y así lo va a cumplir. Ha estado jugando en la máquina del simulador de golf en la base en la que se hospeda su selección. Sin embargo, sufre una dolencia en la espalda y prefiere no arriesgarse para poder disputar el partido ante Irán. Es por eso que ha tomado la decisión de dejar aparcada su gran afición durante unos días.

Fue decisivo en el debut de 'Los Dragones Rojos' para conseguir salvar un punto tras anotar desde los once metres 'in extremis' contra Estados Unidos. Es por ello que su compañero Harry Wilson ha afirmado que "no ha jugado tanto (al simulador de golf) cerca del partido porque creo que su espalda puede estar resintiéndose un poco. Pero, obviamente, cuando Gaz tiene un swing, es muy bueno".

Su amor por el golf fue llevado al extremo. Y es que cuando Gales se clasificó para la Eurocopa de 2020 en 2019, los jugadores saltaron al campo para celebrarlo con sus aficionados. Ahí fue cuando sus compañeros llevaron una pancarta al campo, precisamente en un momento en el que se enfrentaba a las críticas de los aficionados del Real Madrid. Hacía referencia a la preferencia de Bale por el combinado nacional, así como a su afición por jugar al golf durante su etapa en España, con fuertes críticas previas por la cantidad de tiempo que pasaba en el campo de golf y en la mesa de lesiones de los blancos.

"Había visto la pancarta unas semanas antes. La bajaron, lo estábamos celebrando todos como un equipo y iba a dejar de saltar con mis compañeros. Fue un poco de broma. Un poco de diversión. La gente puede verlo como quiera", declaró el galés tras la polémica generada.